La sociedad española merecería tener un poquito de anticlericalismo

Entrevista a Gregorio Peces Barba

Concede una entrevista a la revista El Magisterio Español

Gregorio Peces-Barba:«Los padres no se han preocupado nunca de la educación de los niños»

Verdad Mentira, 24 de enero de 2011 a las 16:43
 

El expresidente del Congreso de los Diputados y exrector de la Universidad Carlos III ha concedido una larga entrevista a la web Maginet.com, especializada en el sector educativo.

La larga conversación con su director, José María de Moya, no tiene desperdicio y está llena de frases controvertidas.

Gregorio Peces-Barba hace hincapié en que los padres tienen un carácter subsidiario respecto al Estado en el ámbito de la educación. Subraya que

«Es imprescindible (…) que [la asignatura Educación para la Ciudadanía] supere la confusión que hay, desde sectores católicos extremistas, de que el tema de la educación es cosa de los padres».

El democristiano en sus orígenes políticos no se para en barras:

«La Iglesia, en muchos casos asume el papel de la familia. La sociedad española merecería tener un poquito de anticlericalismo por todo lo que hemos soportado, que ha sido muchísimo».

Añade, en este sentido, la siguiente afirmación dogmática:

«Quien marca el modelo de enseñanza no son los padres, es el Estado».

Y remata:

«Los padres no se han preocupado nunca de la educación de los niños. En su momento la abandonaron a unos maestros ignorantes, después a religiosos…».

El excolaborador de José Luis Rodríguez Zapatero utiliza torticeramente las expresiones. Confunde a posta educación integral con formación académica. Efectivamente, en España muchos padres han confiado ambas a centros inspirados en la doctrina católica o regentada por instituciones de la Iglesia.

Esa decisión libre no implica que los padres se hayan olvidado de la educación de sus vástagos. Basta acudir a un «burger» o a un restaurante de comida infantil o a un parque para comprobar la preocupación de los progenitores por que los suyos sean personas de bien.

No se sientan plácidamente a comer o a ver jugar a sus hijos, sino que tratan desde enseñarles desde higiene personal a cómo comer a cómo hablar con corrección.

Y, por supuestos, les corrigen con cariño y firmeza si es necesario. Claro que habrá algunos que no dediquen ni un minuto a esta tarea. Pero son la excepción.

Los padres españoles se preocupan de que sus hijos compartan, de que hagan los deberes, les acompañan cada vez más a sus actividades extraescolares los fines de semana…

Peces-Barba trata de justificar que la orientación de la educación debe ser establecida por el Estado. Y, de esta manera, está negando a todos los españoles el derecho a educar libremente sus hijos.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...