La Sexta fantasea sobre Jesús y la sábana santa

Ningún científico duda de la falsedad de la sábana santa, por mucho que ciertos medios -unos por ignorancia, otros por irresponsabilidad y otros por militancia religiosa- repitan cada Semana Santa que la pieza es un enigma y que el retratado en ella es Jesús de Nazaret. La datación por radiocarbono, realizada en 1988 por tres laboratorios de Estados Unidos, Reino Unido y Suiza, fechó "el lino del sudario de Turín entre 1260 y 1390 (±10 años), con una fiabilidad del 95%". El resultado del análisis del carbono 14 se publicó en la revista Nature sin que, hasta el momento, haya sido refutado. A algunos no nos sorprendió la confirmación científica del origen medieval de la tela, ya que su historia contiene suficientes pistas como para que cualquiera no cegado por la fe concluya que no envolvió el cadáver de Jesús. Sin embargo, siempre por estas fechas se repiten las mismas mentiras, que si la sábana santa es un enigma, que si hay abierta en torno a ella una polémica científica…

Que no se sepa exactamente cómo se pintó –aunque los escépticos hayan hecho ya réplicas extraordinariamente fieles– no implica que su origen sea sobrenatural, del mismo modo que que ignoremos cómo el ilusionista David Copperfield hace desaparecer un elefante de un escenario no significa que el paquidermo haya desaparecido en el mundo real. Sé que es algo difícil de entender para un periodismo volcado en asuntos de crucial importancia como los desnudos de las azafatas de Air Comet y la homosexualidad de Ricky Martin, pero que no sepamos algo no lo convierte automáticamente en inexplicable. Además, en el caso el sudario de Turín, sabemos que fue tejido en la Edad Media, luego no cabe hablar de que el cuerpo impreso en la tela es el de Jesús durante la Resurrección. History Channel estrenó ayer un documental en el que expertos en ilustración y animación digital recrean el rostro del hombre de la sábana, partiendo de la premisa de que se trata de Jesús y de que estudios posteriores "han puesto en duda los resultados [del carbono 14], lo que sugiere que el sudario de hecho puede remontarse a la época de la vida y muerte de Jesucristo", una descarada mentira que viene bien a sus intereses comerciales. La Sexta ha considerado hoy que la historia merecía incluirse en su informativo del mediodía, y Cristina Saavedra nos la ha contado así:

"Claro que, si Jesucristo no se parece a este hombre, pues, igual hay que rehacer la imagen porque un documental del Canal Historia acaba de desvelar cómo un grupo de científicos ha utilizado las últimas tecnologías para crear una imagen en 3D de Jesús. Lo han realizado a partir del cuerpo que quedó grabado en la sábana santa de Turín, aunque nunca se ha confiramdo si fue realmente el sudario de Cristo."
Para empezar, un documental es un documental y no una prueba científica; para seguir, quienes han recreado el rostro de la sábana son los artistas gráficos de Studio Macbeth -una empresa de animación digital- y no científicos; y, para concluir, no es que no se haya confirmado que el sudario cubrió el cuerpo de Jesús, es que sabemos desde hace décadas que no fue así, que estamos ante una pintura medieval. ¡Vaya chapuza, señores de La Sexta Noticias! Es difícil meter más la pata en menos líneas; aunque, eso sí, lo de "las últimas tecnologías" queda muy bien: es como cuando los astrólogos empezaron a vender el horóscopo por ordenador como si la mona dejara de ser mona por usar una computadora.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...