La sentencia del juicio de las Pussy Riot suscita críticas en Rusia y en el extranjero

La propia Iglesia ortodoxa rusa ha pedido este viernes «clemencia» para las tres activistas

La sentencia que condena a las tres integrantes del grupo ruso de punk Pussy Riot a tres años de cárcel por “gamberrismo” ha suscitado críticas tanto en Rusia como en el extranjero.

La propia Iglesia ortodoxa rusa ha pedido este viernes “clemencia” para las tres activistas, pese a que han sido condenadas por “gamberrismo motivado por odio religioso” tras su actuación en la catedral moscovita del Cristo Redentor. “Sin poner en cuestión la legitimidad de la decisión judicial, pedimos a las autoridades del Estado que muestren clemencia hacia las condenadas en la esperanza de que renunciaran a repetir este tipo de sacrilegio”, indica un comunicado publicado por el Alto Consejo de la Iglesia ortodoxa.

La jefa de la diplomacia de la Unión Europea, Catherine Ashton, ha tildado hoy de “desproporcionada” esa sentencia. “Estoy profundamente decepcionada por el veredicto del tribunal […] contra Nadedja Tolokonnikova, Maria Alekhina y Ekaterina Samutsevicth, miembros del grupo Pussy Riot”, ha declarado en un comunicado. Ashton considera que los “malos tratos” contra las activistas y las “irregularidades” señaladas durante el juicio plantean “serias dudas” en cuanto al respeto de los derechos en Rusia. Este caso que, según ella, va en contra de las obligaciones de Rusia sobre respeto de la libertad de expresión, es “un tema de preocupación constante para la Unión Europea.”

Estados Unidos también ha condenado la decisión del tribunal ruso a través de su embajada en Moscú. “La sentencia en el juicio de las Pussy Riot es desproporcionada en comparación los hechos”, ha escrito el embajador en la red social Twitter.

El exministro de Finanzas, Alexei Kudrin, ha asegurado, por su aprte, que se había causado un “enorme daño […]a la imagen del país y a su atractivo para los inversores.”

La propia Iglesia ortodoxa rusa ha pedido este viernes “clemencia” para las tres activistas, pese a que han sido condenadas por “gamberrismo motivado por odio religioso” tras su actuación en la catedral moscovita del Cristo Redentor. “Sin poner en cuestión la legitimidad de la decisión judicial, pedimos a las autoridades del Estado que muestren clemencia hacia las condenadas en la esperanza de que renunciaran a repetir este tipo de sacrilegio”, indica un comunicado publicado por el Alto Consejo de la Iglesia ortodoxa.

La jefa de la diplomacia de la Unión Europea, Catherine Ashton, ha tildado hoy de “desproporcionada” esa sentencia. “Estoy profundamente decepcionada por el veredicto del tribunal […] contra Nadedja Tolokonnikova, Maria Alekhina y Ekaterina Samutsevicth, miembros del grupo Pussy Riot”, ha declarado en un comunicado. Ashton considera que los “malos tratos” contra las activistas y las “irregularidades” señaladas durante el juicio plantean “serias dudas” en cuanto al respeto de los derechos en Rusia. Este caso que, según ella, va en contra de las obligaciones de Rusia sobre respeto de la libertad de expresión, es “un tema de preocupación constante para la Unión Europea.”

Estados Unidos también ha condenado la decisión del tribunal ruso a través de su embajada en Moscú. “La sentencia en el juicio de las Pussy Riot es desproporcionada en comparación con los hechos”, ha escrito el embajador en la red social Twitter.

El exministro de Finanzas, Alexei Kudrin, ha asegurado, por su parte, que el juicio había causado un “enorme daño […]a la imagen del país y a su atractivo para los inversores.”

Las componentes del grupo Pussy Riot, hoy en Moscú. / MAXIM SHIPENKOV (EFE)

Archivos de imagen relacionados

  • pussy riot juicio
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...