La senadora que oró y rindió homenaje a Dios en el Senado de Paraguay perdería su investidura si se comprueba que es pastora

Teniendo en cuenta que el Paraguay es un Estado laico, ninguna autoridad puede asumir en público una actitud a favor de ninguna religión y mucho menos ponerse a realizar oraciones u otros actos, según recordó el legislador Paraguayo Cubas.

En tal sentido trajo a colación el artículo 197 de la Constitución Nacional que habla de las inhabilidades para los candidatos a senadores y a diputados. Entre los nueve puntos, el quinto menciona a los ministros o religiosos de cualquier credo.

“Si ella es pastora hay que pedir su pérdida de investidura, si alguien tiene un certificado de que la misma es pastora de una Iglesia está frita, y que se vaya a orar con su padre, con todo lo que robó el padre, el Bajac ese está imputado a diestra y siniestra”, afirmó Cubas en entrevista con la 1020 AM.

Esto, en relación a la sesión ordinaria del jueves pasado, cuando María Eugenia Bajac pidió permiso para orar y de hecho lo hizo con el consentimiento del titular del Congreso, Silvio Ovelar.

Refirió que esta no es la única causal, ya que en una oportunidad María Eugenia Bajac había dicho que votaba por mandato imperativo de su partido, algo también prohibido por la Carta Magna.

“Ella ya debió haber pedido su investidura y le pedí a Beto Ovelar que se inicie el trámite para esta señora”, dijo el senador.

Anunció que pedirá informes a la Iglesia Portal del Cielo, a la que supuestamente pertenece la senadora, para verificar si efectivamente es pastora.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...