La Segunda República: el comienzo de la libertad religiosa

En Barcelona se celebró la proclamación de la 2ª República en las calles. / Archivo El Periódico

La II República Española se instauró el 14 de abril de 1931 gracias al trabajo conjunto de los sectores intelectuales y de las organizaciones obreras, grupos que la mayoría de ellos se alejaban de la religión católica. La república impulsó dos reformas claves, relacionadas con el ámbito religioso: la creación de una escuela laica, que hace desaparecer la educación católica de las escuelas , y por otro lado, la plena libertad de cultos a través de la constitución. Estos dos cambios, especialmente el último, la libertad de culto, significó para grupos como los protestantes,un nuevo resurgir en España, así que acogieron la Segunda República con gran ilusión, dada la libertad religiosa que prometían. Se vio la libertad religiosa, como un cambio favorable para sus comunidades, representando un avance y una nueva esperanza para una creencia tradicionalmente minoritaria y alejada de las corriente mayoritaria católica.

La II República permitió a la comunidad protestante el libre ejercicio de fe y religión, con plena tranquilidad y libertad, para asistir a los lugares de culto sin sufrir altercados, violencia o persecución, como antaño. Un ejemplo de ello lo podemos ver en el testimonio de Josep Perera (1) que relata lo siguiente: “En una de las manifestaciones públicas, multitudinaria, como la que se concentró en Barcelona, el día 14 de abril de 1931, las Ramblas estaban totalmente abarrotadas de gente que la invadía hasta llegar a la Generalitat. Era tan inmenso el gentío que había personas que se habían situado encima de los techos de los tranvías que estaban paralizados y unánimes, con estentóreo vocerío, celebraban aquel acontecimiento. Haberlo podido presenciar es un recuerdo imborrable, Parecía como si todo el mundo despertara de un letargo y con el entusiasmo con que participaba que manifestaba alegría se auguraba un cambio tan radical, que parecía como si se sintieran como nuevas personas” (2)

En los primeros años de la República encontramos en España a 20.000 protestantes (menos del 0,001 de la población), que contaban con 200 lugares de culto, 100 centros docentes en sus diferentes niveles, 2 hospitales (uno de ellos en Barcelona) y varias revistas protestantes de divulgación interna. Estos datos,comparados con el catolicismo, son unas cifras mínimas. (3)

En conclusión, la II República fue el segundo “fuego” de propagación del protestantismo contemporáneo después de la famosa Revolución de 1868.

Notas

1 Fundador del Archivo Gráfico Documental Evangélico de Barcelona, creado en el año 1996, donde fue Presidente Honorario hasta el año 2014, un año más tarde falleció en Barcelona a la edad de 97 años.

2 Velasco Contreras MARTA. Los otros mártires. Las religiones minoritarias en España desde la Segunda República hasta nuestros días, Madrid, Ediciones Akal, 2012 .Pp.42-43.

3 J. B, Villar, “ Los protestantes españoles ante la Guerra Civil (1936-1939)” , Cuenta y Razón 21 (1985), pp.213-230.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...