La Santa Sede desmiente un texto de su propio periódico

L´Osservatore Romano publicó que la Iglesia había perdido 94.000 religiosos

Todo apunta a que alguien en la Oficina de Estadística del Vaticano cometió un error (alguien que, sin duda, habrá tenido que pasar el mal trago de visitar el despacho del jefe). El lunes pasado, L'Osservatore Romano hizo pública una noticia de la que rápidamente se hicieron eco las ediciones digitales de algunos periódicos europeos: la Iglesia católica había perdido más de 94.000 religiosos entre el 2005 y el 2006, cerca del 10% del total. La cifra no hacía más que confirmar los presagios que había trazado el propio Benedicto XVI en algunos de sus discursos, en los que con frecuencia ha hablado de la falta de vocación y el envejecimiento del clero.
El periódico nacional del Vaticano citaba a la Oficina de Estadística, la fuente oficial y autorizada para ventilar esta clase de información. Alguien en el pequeño Estado, sin embargo, debió darse cuenta de que eran demasiados religiosos, y demasiadas vocaciones perdidas, y de la revisión salió un dato completamente distinto, menos dramático para los intereses de la Iglesia: no eran 94.790, sino 7.230. No era un 10%, sino un 0,7%. No era tan grave como parecía. En resumen, no era noticia.

ERRORES
Lo que ayer sí fue noticia fue que el Vaticano tuviera que rectificar a su propio órgano de información, el periódico nacional, cosa que no sucede con frecuencia. Esta vez fue el propio servicio de prensa de su Santidad el que recabó datos de la Oficina de Estadística para luego, acaso con un suspiro de alivio, difundir la buena nueva: las vocaciones bajan, pero no tanto. El error, han precisado, estaba en el número de religiosos correspondientes al 2005. En el 2006 había efectivamente 945.210, como informó L'Osservatore, pero el año anterior no había 1,04 millones, sino apenas 952.000.
El delicado asunto fue en todo caso el único que dio lugar a errores, y el Vaticano dio por buenos los otros datos que L'Osservatore publicó el lunes, a saber: que en el 2006 había en Europa 52.290 sacerdotes y 315.981 religiosas; en América, 42.318 sacerdotes y 211.159 religiosas; en Asia, 21.154 sacerdotes y 155.854 religiosas; en Oceanía, 2.061 sacerdotes y 9.698 religiosas. Ya había alertado Juan Pablo II en su momento de la alarmante ausencia de vocaciones, y en un discurso que pronunció en Francia, durante los últimos años de su papado, denunció "la escasez de vocaciones sacerdotales", reclamó "un compromiso decidido en favor del sacerdocio" e invitó a los obispos a "definir" y "comunicar" la imagen del sacerdote como aquel que considera el sacerdocio "grande y bello", y que además demuestra "entusiasmo por la misión de la Iglesia".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...