La Rota da un nuevo revés a Lleida en el litigio del arte sacro

El tribunal romano no admite el recurso sobre la propiedad de 113 obras en disputa La Generalitat es quien debe autorizar ahora la entrega de los bienes a Aragón

Hace días que la noticia corría por los pasillos del obispado, pero eso no quita que la confirmación no fuera, cuando menos, decepcionante. La diócesis de Lleida recibió ayer una notificación del Alto Tribunal de la Rota Romana en que se le comunica la no admisión a trámite del recurso sobre la propiedad de las piezas de arte sacro de la Franja presentado en septiembre del 2006 por el entonces obispo, Francesc Xavier Ciuraneta. De esta manera, el Vaticano pone fin a más de 10 años de litigios, súplicas y recursos eclesiásticos relativos a la titularidad de 113 bienes originarios de Aragón, pero conservados desde hace más de 100 años en el Museu Diocesà de Lleida.
El archivo definitivo del caso se produce sin que ningún estamento de la Santa Sede haya llegado a estudiar, como pedía Lleida, la documentación que, a su entender, acredita la propiedad de buena parte de las piezas en disputa. El tribunal de la Rota ha dado por buenos todos los dictámenes emitidos hasta ahora, primero, por la Congregación de los Obispos y, después, por la Signatura Apostólica. En todas sus resoluciones, los organismos vaticanos ordenaban a Lleida que entregara esos bienes al Obispado de Barbastro-Monzón (Huesca).
El origen de la polémica se remonta a 1995, cuando el Vaticano segregó 111 parroquias de la Franja, adscritas hasta entonces a la diócesis de Lleida y las transfirió a la vecina diócesis de Barbastro, que pasó a llamarse de Barbastro-Monzón.

SIN DETALLES
"No conocemos los detalles, solo nos han dicho que el recurso no se ha admitido a trámite, pero suponemos que en unos días nos explicarán los argumentos jurídicos en que se han basado", se limitó a declarar ayer el vicario general de Lleida, Joan Ramon Ezquerra, visiblemente cariacontecido. El administrador apostólico, Javier Salinas, manifestó a través de un comunicado su disposición "a encontrar caminos de entendimiento" con Aragón.
Agotada la vía canónica del proceso, el obispo de Barbastro-Monzón, Alfonso Milián, se mostró convencido ayer de que su homólogo leridano acatará la resolución de la Santa Sede y le entregará las piezas, "aunque no sabemos cuándo". "El tema no solo depende del administrador apostólico, ya que él tiene que hacer varias gestiones", agregó Milián.
Una de estas gestiones consiste en solicitar la autorización de la Generalitat para dar traslado a unos bienes que están catalogados como patrimonio artístico catalán. Sin el consentimiento previo de la Conselleria de Cultura, el obispado no puede sacar ni una pieza de territorio catalán. La situación, pues, es la misma que se produjo en septiembre del 2005, cuando Roma ordenó por primera vez la entrega de las piezas y la Generalitat fijó unas condiciones tan draconianas que hizo imposible la salida. Fue entonces cuando se habló, por primera vez, de un posible pacto con Aragón, encaminado a compartir la gestión de ese patrimonio.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...