La restauración de la iglesia de Santo Domingo el Real comienza a finales de mes

El proyecto a desarrollar por el Consorcio cuenta con un plazo de ejecución de 10 meses y una inversión de 390.000 euros, de los que 140.000 corren a cargo del Ministerio de Cultura

Detener el proceso de degradación de la iglesia, asegurar su estado de conservación y mejorar las posibilidades de exposición de todos sus elementos artísticos. El Consorcio de la ciudad presentó oficialmente el proyecto de rehabilitación del interior del convento de Santo Domingo el Real. Intervención que, con un plazo de ejecución de 10 meses y adjudicada a la empresa ‘Compañía Internacional de Construcción y Diseño, S.A.U.’, supone un desembolso de 392.238 euros -de los que 140.000 euros corren a cargo del Ministerio de Cultura-.
Interior del convento de Santo Domingo el RealEl arquitecto Ignacio Barceló de Torres es el responsable de un proyecto, a iniciar a finales de mes, que establece una actuación integral encaminada al saneamiento de humedades -con la ejecución de una cámara bufa adosada al muro de cerramiento- para proteger el inmueble, y a la intervención sobre los elementos dañados tanto de la nave central y las capillas laterales, como de la capilla Mayor, en la de Santo Tomás y en la sacristía. En este punto, el gerente del Consorcio, Manuel Santolaya, indicó que las humedades detectadas «afectan a los muros del presbiterio y de la sacristía».
En cuanto a la actuación en la bóveda, la memoria constructiva marca la necesaria limpieza general previa a la realización de catas estratigráficas -con el procedente seguimiento arqueológico- gracias a las que se tomarán muestras que serán analizadas. Continuando el procedimiento marcado en este tipo de tareas, se abordará un tratamiento de asentado de la capa pictórica y se anclarán las zonas sueltas saneando el soporte. Además, y para evitar posibles condensaciones de humedad, se abrirán huecos en la zona más alta para asegurar la ventilación de la cúpula. Finalmente, recoge el proyecto, se completará la capa pictórica por simetría para mantener la unidad global, tratándose las lagunas con tintas planas.
La capilla de Santo Tomás del Convento de Santo Domingo el Real será intervenida en los arcosolios y en la lápida del altar -que se desmontará para eliminar al marco de madera muy deteriorado-, mientras que en la sacristía se actuará sobre los muros eliminando las capas de revestimiento en malas condiciones y saneándose las zonas levantadas por la humedad.
Y puesto que se trata, apuntó Santolaya, de lograr «que el espacio y su magnífica cúpula elíptica recupere su esplendor pasado», la madre priora del convento mostró su satisfacción por el «empeño y el cariño» mostrado por el edificio y su recuperación. De hecho, aseguró que «si consiguen restaurar las cúpulas será mi mayor gloria», por lo que afirmó no querer morirse antes. Recogió este guante Emiliano García-Page al apuntar que si era necesario y la madre sentía alguna molestia «se trabajaría incluso de noche».
El alcalde, que se mostró satisfecho por el inicio del proyecto, apreció que aunque «son pocas las ayudas por parte del Estado y prácticamente nulas las internacionales», dentro de esas pocas, «Toledo tiene relativa fortuna» al recordar que la ciudad ha recibido ayuda del 1% cultural para el Circo Romano y subvenciones para la rehabilitación de la Mezquita del Cristo de la Luz, cuatro conventos y la Catedral. Sin embargo consideró que «sería deseable que las administraciones tuvieran presente que tanto en tiempos de bonanza como en tiempos de crisis los edificios se deterioran al mismo ritmo».    

Archivos de imagen relacionados

  • ConventoStoDomingo
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...