La religión no debe pisotear los derechos de los niños, dice la inspectora jefe de la Oficina de Estándares en Educación del Reino Unido

Amanda Spielman, inspectora jefe de Ofsted, la Oficina de Estándares en Educación, Servicios para Niños y Habilidades del Reino Unido (un departamento no ministerial del gobierno del Reino Unido que informa al Parlamento) dijo al Parlamento que los derechos de los niños deben tener prioridad sobre las preocupaciones religiosas, y que las alumnas deben estar libres de presión para usar hiyabs.

La National Secular Society ha recibido con beneplácito los comentarios de Amanda Spielman, que se presentó ante el comité de cuentas públicas de los Comunes el miércoles.

Spielman defendió una afirmación reciente de que las escuelas deberían imponer un «liberalismo musculoso», y dijo que la religión no debería «obtener prioridad sobre todas las demás características protegidas», refiriéndose a las protecciones contra la discriminación en la legislación de igualdad.

La inspectora jefe hizo los comentarios sobre el hiyab cuando se enfrentó a un cuestionamiento hostil del diputado laborista Shabana Mahmood sobre el enfoque de Ofsted sobre el tema. En 2017, Spielman recomendó que los inspectores trataran de averiguar cuánto estaban presionando a las niñas para que usaran el hiyab, incluso haciendo preguntas a las alumnas.

Durante la aparición de esta semana, Spielman también dijo que los grupos judíos charedi afirmaban efectivamente que «la religión debería justificar no tener en cuenta la Ley de Igualdad». Rechazó el punto de vista de los grupos religiosos, citando el ejemplo de Yesodey Hatorah, una escuela secundaria judía en el este de Londres, donde la experiencia de las niñas se ha «cerrado bastante».

El año pasado, un adjudicador dictaminó que Yesodey Hatorah no estaba infringiendo el código de admisión de la escuela al exigir a las familias que no usaran cuero o lycra, accedieran a Internet o usaran entretenimiento en línea.

Las declaraciones de Spielman se hacen eco de las que hizo en febrero de 2018, cuando llamó a los directores para que confrontaran a los extremistas religiosos que «adoctrinan mentes impresionables».

El presidente ejecutivo de NSS, Stephen Evans, dijo que los últimos comentarios fueron «una respuesta razonable a una presión religiosa irrazonable». «Los niños deben tener derecho a una educación digna, independientemente de su origen religioso, y Amanda Spielman tiene razón al poner esa prioridad por encima de las preocupaciones de los grupos religiosos. La libertad religiosa de los niños también debe ser defendida. Deben tener el derecho de elegir por sí mismos si adoptar prácticas religiosas, como usar el hijab cuando tienen la edad suficiente para hacerlo.

Es alarmante ver que las escuelas normalicen el encubrimiento de las niñas pequeñas cuando se presenta bajo el disfraz de la doctrina islámica conservadora. Muchas escuelas cuando se enfrentan a la presión ceden terreno a la irrazonable demanda religiosa de incorporar hiyab en sus uniformes. El Departamento de Educación debería proporcionar orientación para que les sea más fácil enfrentarlo».

Fuente y texto completo: National Secular Society.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...