La reducción de los conciertos educativos naufraga en los tribunales

El TSJA anula cautelarmente la supresión de clases en siete colegios religiosos

COMEENTARIO: Pese a nuestras discrepancias con la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía en materia de laicidad en la escuela, en este tema nuestro apoyo es claro. El Estado debe garantizar un servicio escolar público, universal y para toda la población, como derecho básico de la infancia. En ese sentido estamos en contra de la existencia de la red concertada, y por supuesto si por razones demográficas, pero no sólo por ese motivo, hay que reducir unidades escolares, es evidente que la Administración Pública no debe cerrar unidades de centrso públicos y dejar las de los concertados. Ese tipo de centro responde a unos intereses particulares, bien de tipo económico o proselitista y doctrinal, que no responde al sentido universal de una escuela pública y laica.


El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha decidido revocar cautelarmente la reducción de unidades que había decretado la Consejería de Educación en siete colegios concertados para el próximo curso. Los magistrados de la sección tercera de la Sala de lo Contencioso Administrativo no entran en el fondo del asunto. Se limitan a anular de forma cautelar las órdenes en las que se concretó la supresión de clases que la consejería había decidido basándose en criterios demográficos, según explicó este departamento. "Si se pierde población escolar no estamos dispuestos a que recaiga sobre los centros públicos", dijo a principios de este año la consejera Mar Moreno. Los representantes de los centros religiosos, sin embargo, sostienen que la supresión de unidades respondía a una posición "ideológica".

En el auto, fechado el 27 de junio y notificado este martes, el TSJA no da la razón ni a la consejería ni a los representantes de los colegios concertados. Los magistrados simplemente citan la jurisprudencia del Tribunal Supremo respecto a la aplicación de medidas cautelares.

El departamento de Moreno, que recurrirá esta suspensión, ha recibido este miércoles con resignación la decisión del TSJA: "Todas las discrepancias con la concertada terminan en los tribunales. Más allá de recurrir la suspensión cautelar, estamos acostumbrados a tardar un par de años en conseguir nuestros objetivos". "Este debate jurídico es muy de fondo y la Junta está convencida de que al final conseguirá jurisprudencia favorable a sus prerrogativas en materia de conciertos", señalan fuentes de la consejería.

Carlos Rodríguez Fernández, responsable de la patronal Escuelas Católicas en Andalucía, también ha vaticinado que habrá que esperar dos o tres años para tener un pronunciarse sobre el fondo del asunto. Ha aplaudido la suspensión de las órdenes, "aunque no deja de ser cautelar".

Esta patronal —de la que forman parte los siete colegios sobre los que se ha pronunciado el TSJA— afirma que está "acreditado" que los centros tenían suficiente demanda para haber mantenido los conciertos. La dirección de los colegios, pese a las órdenes de la consejería, siguió recogiendo solicitudes de padres durante el proceso de escolarización. Y, gracias al auto del TSJA, sus hijos podrán estudiar el curso que viene en esos centros.

El pronunciamiento en bloque del tribunal se refiere a siete colegios: Calasancio Hispalense de Dos Hermanas (Sevilla), San Juan Bosco de Morón de la Frontera (Sevilla), San Francisco Solano de Montilla (Córdoba), Nuestra Señora del Cármen de la Palma del Condado (Huelva), Santo Domingo Savio de Ubeda (Jaén), Sagrado Corazón de Bailén (Jaén) y La Presentación de Nuestra Señora, de Linares (Jaén). En todos estos colegios —salvo en el de Montilla— la patronal Escuelas Católicas mantiene que tenía acreditada suficiente demanda para que no se les hubiera retirado las unidades de infantil y primaria concertadas.

La patronal llevó esas solicitudes de matrícula al TSJA. Pero el auto del tribunal andaluz sobre los siete centros llega tras el recurso interpuesto por USO contra las órdenes de la consejería. Joaquín Aráuz, responsable del área de enseñanza de este sindicato, ha aplaudido también la suspensión cautelar. Aráuz se ha centrado en las repercusiones negativas que hubiera tenido la eliminación de las unidades sobre el empleo en estos colegios. "Siete trabajadores no se van a la calle", ha explicado el responsable de USO.

Lo que sí ha conseguido la Junta para el próximo curso es suprimir los conciertos educativos con los diez colegios e institutos de la comunidad que se han negado a convertirse en mixtos. El TSJA sí ha respaldado esta decisión, que también contaba con el aval del Supremo.

Alumnos entrada colegio Sevilla

Alumnos en la entrada de un colegio de Sevilla. / javier barbancho

Archivos de imagen relacionados

  • Alumnos entrada colegio Sevilla
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...