La propiedad de algunas ermitas enfrenta al Obispado con ayuntamientos y cofradías

Los santuarios de Villasirga y Frechilla se hallan en disputa, al igual que ha ocurrido con templos de Mave y de Ribas de Campos

Resolverlos puede costar años de litigio en los tribunales, docenas de consultas en antiguos libros de cuentas, de bautizos, bodas y entierros, y el asombro de la opinión pública por la intensidad de los planteamientos de dominio.

Aunque todavía no resultan muy numerosos, los conflictos que ya se han abierto en la provincia de Palencia por la propiedad de ermitas y santuarios están enfrentando en los tribunales a la Diócesis con ayuntamientos y cofradías. Pero el fenómeno no ha hecho más que empezar y ya se anuncian otros nuevos, como si se hubiera abierto la veda para litigar por la propiedad de determinados edificios dedicados al culto, según han anunciado varias fuentes municipales.

Dos son los litigios por la propiedad que enfrentan actualmente a la iglesia palentina con dos localidades. En Villalcázar de Sirga, sigue abierto el contencioso que desde el año 2004 divide al Obispado y a la Cofradía de Nuestra Señora del Río de esta localidad por el derecho de posesión de la ermita del mismo nombre.

Varias audiencias previas a una posible vista oral, ya fijada para el próximo 15 de febrero si antes no se logra un acuerdo definitivo, no han conseguido dirimir el contencioso, en el que la cofradía ha esgrimido un libro de cuentas que data del año 1600 hasta 1975 , mientras que la Diócesis ha contraatacado con unos ejemplares escritos en castellano antiguo, actualmente en proceso de traducción, por si hubiera que llegar a un juicio. Pruebas que hablan por sí mismas de la complejidad de estos derechos históricos de propiedad y del fervor, y nunca mejor dicho, con que las partes enfrentadas emprenden esta aventura en la creencia mutua de que la ermita les pertenece.

Al igual que en el caso de la ermita de Villasirga, iglesia y cofradía se atribuyen la titularidad de los templos argumentándola con escrituras o inventarios, un enconamiento similar en Frechilla va camino de los tribunales de justicia, aunque todavía queda tiempo para la esperanza de que, en este caso, el Ayuntamiento y la Iglesia logren un acuerdo sobre la propiedad de la ermita de San Miguel de la localidad.

La institución local se dirigió a finales del pasado año al Obispado para que acredite con documentos la titularidad de este santuario. La comunicación del Ayuntamiento a la institución religiosa se produjo poco después de que la Diócesis palentina solicitara al Ayuntamiento que rectifique la inscripción de la ermita de San Miguel, o de lo contrario acudiría al Juzgado de lo Contencioso Administrativo con una demanda por la propiedad del edificio y de la pradera que se sitúa en los alrededores.

Sin reclamaciones

El Ayuntamiento sostiene que es el legítimo propietario porque así consta en el Registro de la Propiedad y que dispone de determinados documentos históricos que reflejan que fue construida por alcaldes frechillanos. «El principal documento es la inscripción es el Registro de la Propiedad y figura a nombre del Ayuntamiento, sin que la Iglesia haya reclamado en el plazo estipulado», sostienen fuentes del Ayuntamiento, que ya prevén la posibilidad de que estas discrepancias con la Diócesis acaben en un juicio.

Porque la Iglesia también está convencida de que es la legítima propietaria de la ermita desde el siglo XIII y que desde entonces viene dedicándose al culto religioso, y también está dispuesta a hacer valer lo que considera sus derechos.

Pero también son muchas las voces críticas que consideran un error que otras instituciones ajenas a la Iglesia reclamen como propios edificios que siempre han estado destinados al culto litúrgico y que además es preciso conservar y mantener.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...