La primera vez en la historia de Grecia que un primer ministro sólo jura por lo civil

El líder de la izquierdista Syriza, Alexis Tsipras, juró como nuevo primer ministro griego ante el presidente de la República, Károlos Papulias. Tsipras, claro vencedor en las elecciones generales celebradas el domingo, no prestó juramento religioso, como es tradicional en la política griega, sino solamente civil.

El líder de Syriza realizó un juramento civil y no lo hizo por lo religioso: «Señor presidente, juro que aplicaré la Constitución y las leyes y que trabajaré siempre por el interés general del pueblo heleno». Es la primera vez en la historia de Grecia que un primer ministro sólo jura por lo civil. Habitualmente, el jefe religioso concede también su bendición al nuevo primer ministro.

Alexis Tsipras se ha convertido ya en primer ministro heleno. El líder de la coalición de izquierda radical helena (Syriza), ganador de las elecciones legislativas celebradas ayer, ha pactado esta mañana una coalición de gobierno con el partido derechista Griegos Independientes. Controlarán 162 de los 300 parlamentarios de la cámara helena.

Tsipras se reunió con el presidente Karolos Papoulias antes de su investidura. El jefe de Estado le encomendó elegir a su sustituto en un voto presidencial que iniciará el próximo 6 de febrero, un día después de la primera convocatoria del nuevo parlamento heleno.

Se trata de la primera vez que un primer ministro no ha jurado su cargo en una ceremonia religiosa, sino civil. Tsipras es ateo, algo que suscita polémica entre la Grecia más conservadora.

El nuevo primer ministro también se ha reunido con el Arzobispo de Atenas, Ieronymos, con el objetivo de reafirmar sus buenas relaciones con la Iglesia ortodoxa, a pesar de mantener una opción religiosa alejada del cristianismo. «Vine para asegurarle que las relaciones entre la Iglesia y el Estado serán más importantes que en el pasado», resaltó Tsipras.

El líder de Syriza le dijo a Jerónimo que «en cuanto a la solidaridad, es muy importante el  papel de la Iglesia» y que su objetivo es «colaborar estrechamente con ella». «Y a través del diálogo y la mejor cooperación posible podremos obtener los mejores resultados», agregó Tsipras.

La reunión fue pedida por el mismo Tsipras. El izquierdista radical ha intentado cultivar una imagen de tolerancia religiosa en los últimos meses. Visitó el monte Athos, sagrado para los cristianos ortodoxos. También fue recibido por el Papa Francisco, con quien coincidió en los efectos de la austeridad sobre la población europea. Syriza está a favor de acabar con algunos de los privilegios que aún conserva la Iglesia ortodoxa.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...