La presidenta balear (PSOE) y otras autoridades en la misa de toma de posesión del nuevo obispo de Mallorca

El nuevo obispo de Mallorca, monseñor Sebastià Taltavull (Ciutadella, 1948), ha tomado posesión de su cargo como pastor de la diócesis este sábado, en una ceremonia celebrada en la catedral de Palma. La designación oficial por parte del Vaticano tuvo lugar en septiembre de este año. Monseñor Taltavull había ocupado previamente el cargo de obispo auxiliar de Barcelona y también el de administrador apostólico de Mallorca.

Alrededor de 3.000 personas han seguido en el interior de la seo palmesana la misa estacional, que se ha desarrollado en su práctica totalidad en lengua catalana. Desde los años setenta del pasado siglo, la Iglesia de Mallorca suele optar por el catalán como primer idioma de uso y expresión en las principales celebraciones eucarísticas.

La ceremonia se ha iniciado poco antes de las once de la mañana, cuando el nuevo obispo ha salido del Palacio Episcopal para dirigirse, a pie, hasta la Catedral. Han asistido a la toma de posesión, entre otras autoridades eclesiásticas, el nuncio apostólico en España, Renzo Fratini, así como los cardenales Antonio Cañizares, Juan José Omella, Ricardo Blázquez y Lluís Martínez. El acto ha contado también con la presencia del abad de Montserrat, Josep Maria Soler, y de un total de 18 obispos y más de 300 sacerdotes.

Por lo que respecta a las principales autoridades civiles presentes en la celebración, cabe citar a la presidenta de la Comunidad, la socialista Francina Armengol; el alcalde de Palma, el ecosoberanista Antoni Noguera; la delegada del Gobierno, la popular María Salom, o el expresidente balear y hoy senador autonómico, José Ramón Bauzá, también del PP.

El báculo le ha sido entregado a monseñor Taltavull por parte del nuncio apostólico. Seguidamente, las primeras palabras de felicitación han sido del presidente decano del Cabildo catedralicio, Teodor Suau, que se ha expresado en una alocución hecha íntegramente en lengua catalana. Por lo que respecta a la homilía del ya nuevo obispo, ha sido pronunciada de manera indistinta en castellano y en catalán.

Monseñor Taltavull ha expresado su confianza en el buen funcionamiento de la diócesis y en su capacidad para solucionar los posibles problemas que puedan surgir. «La realidad tendrá que venir con la respiración de cada día», ha señalado. «Tenemos conciencia de que somos, por encima de todo, una comunidad creyente y orante», ha añadido en ese contexto. El nuevo obispo ha tenido también palabras de elogio para los medios de comunicación. «¡Cuánto bien pueden hacer los medios!», ha recalcado, si bien ha apostillado un poco más adelante que «también se pueden usar mal».

Cabe recordar que con anterioridad a ser designado nuevo pastor de Mallorca por el Papa Francisco, monseñor Taltavull había sido nombrado administrador apostólico de la isla en septiembre de 2016, en sustitución del prelado Javier Salinas. Este último había sido durante cuatro años el obispo de la Diócesis, cargo al que renunció el 8 de septiembre del pasado año. Su marcha se produjo meses después de que en diciembre de 2015 hubiera trascendido en los medios que el marido de una excolaboradora suya había presentado una denuncia ante la Santa Sede por una presunta «relación impropia» del prelado con su esposa.

A raíz de dicha denuncia, monseñor Salinas fue llamado a capítulo por el Vaticano en aquel momento, si bien aún permaneció algo más de medio año al frente del Obispado. Tanto el propio prelado como su exsecretaria siempre negaron aquella supuesta relación. Según explicó monseñor Salinas en su escrito de despedida a los fieles, la decisión de su renuncia había sido tomada «libremente» porque creía que era «lo mejor» para la Diócesis. Con posterioridad, fue designado obispo auxiliar de la Archidiócesis de Valencia.

 

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...