La presencia de un crucifijo marca la sesión constitutiva del Parlament valenciano

Esquerra Unida y Compromís muestran su «incomodidad» y recuerdan que vivimos en un «Estado aconfesional»

La presencia de un crucifijo sobre la mesa presidencial de las Corts valencianas durante la sesión constitutiva de la octava legislatura ha levantado críticas por parte de Esquerra Unida del País Valencià (EUPV) y Compromís (Bloc, Iniciativa del Poble Valencià y Els Verds-Esquerra Ecologista).

Compromís y Esquerra Unida del País Valencià han criticado la presencia del crucifijo sobre la mesa presidencial del Parlament en la sesión constitutiva de las Corts valencianas. El símbolo religioso ha estado en todo momento sobre la mesa en que los diputados han ido pasando para votar y ha estado acompañada del Estatut valenciano, una Biblia y la Constitución durante el juramento que el nuevo presidente de la Cámara, Juan Cotino, ha realizado.

El PP no ve ningún problema

El síndico de Compromís, Enric Morera, ha declarado que sus diputados se han sentido "incómodos" y ha subrayado que "vivimos en un Estado aconfesional y yo como cristiano condidero que este no es su lugar". La portavoz de EUPV, Marga Sanz, ha calificado de "increíble" que un crucifijo presida un acto en el Parlament y ha dicho que por respeto al Estatut y a la Constitución "estos símbolos han de desaparecer".

Por su parte, el portavoz del PSPV-PSOE, Jorge Alarte ha declarado que "el Estado de derecho garantiza expresarse en base a las ideas" y que respeta "el pluralismo de cada uno", pese a que no comparta las ideas. El síndico del PP, Rafael Blasco, ha dicho que "la oposición se tiene que acostumbrar a la pluralidad de ideas" y que no ve "ningún problema".

Juan Cotino jura su nuevo cargo de presidente de Les Corts durante la sesión constitutiva de la octava legislatura, en la que ha estado presente un crucifijo (abajo, a la izquierda). J. C. CÁRDENAS | EFE

Archivos de imagen relacionados

  • crucifijo Cotino valencia
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...