La policía registra la sede de la Iglesia belga por los casos de pederastia

El palacio del Arzobispado de Malianas-Bruselas ha sido precintado.- El obispo de Brujas dimitió en abril tras admitir abusos contra un niño

La policía registra la sede de la Iglesia católica en Bélgica dentro de una investigación por abusos sexuales contra menores. Un portavoz de la fiscalía confirmó la operación, que se desarrolla en el palacio del Arzobispado de Malinas-Bruselas. El edificio, según la BBC, ha sido acordonado.

Los agentes buscan pruebas relacionadas con las denuncias de pederastia. El registro ha coincidido con una reunión de la Conferencia Episcopal belga, a la que asistía el nuncio, según el diario Le Soir. Este periódico asegura que también se registran las oficinas de la comisión independiente que investiga los abusos.

En abril pasado, coincidiendo con la conmoción por los casos de pederastia conocidos en países como Alemania, EE UU o Irlanda, el entonces obispo de la ciudad belga de Brujas, Roger Vangheluwe, dimitió tras admitir que había cometido abusos sobre un niño años atrás. El arzobispo, Andre-Joseph Leonard, prometió una política de tolerancia cero. Leonard, primado de Bélgica y presidente de la Conferencia Episcopal, lleva en le cargo desde principios de año.

Tras la revelación de Vangheluwe, se encargó a una comisión la investigación sobre los abusos, que recibió cientos de denuncias. En mayo, los obispos del país pidieron perdón a las víctimas públicamente, "tanto por la agresión" como por el silencio de los responsables eclesiásticos, según el diario belga.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...