La Policía evita una protesta de los «indignados» en la Puerta del Sol como respuesta al desalojo

Los manifestantes han trasladado su malestar por diferentes puntos del centro de la ciudad siempre vigilados por los cuerpos de seguridad

La policía ha blindado los accesos a la Puerta del Sol y cientos de personas se agolpan en las calles que dan acceso a la plaza, donde se había convocado una concentración a las 20:00 horas de este martes para protestar por el desalojo de esta mañana. Los últimos 'indignados' que continuaban en la plaza desde el pasado 15 de mayo fueron desalojados esta mañana, lo que ellos achacaron a la próxima visita del Papa a Madrid.

Desde una hora antes de la fijada para protestar por el desalojo la policía blindó los accesos a la Puerta del Sol y restringió el acceso a la misma impidiendo el acceso a un buen número de viandantes y pidiendo documentación. Los controles han limitado el acceso pero también han motivado que centenares de personas se agolpen en las calles que dan acceso a la plaza.

Un pequeño grupo de ‘indignados’ consiguió acceder a la plaza saltándose los controles e intentaron sentarse, pero fue rápidamente desalojado, según informa TVE.

Cierre de la estación
Previamente, la Delegación del Gobierno había ordenado que a partir de las 18.30 horas se interrumpiera el servicio de Metro y Cercanías en la estación de Sol, con el objetivo de impedir el acceso a la plaza a la hora en la que estaba convocada la protesta. Según fuentes de Metro consultadas por EFE, el cierre, que está siendo anunciado en toda la red del subterráneo a través de los teleindicadores y por megafonía, se produce a petición de la subdelegación del Gobierno.

Las mismas fuentes han indicado que se desconoce la hora a la que se restablecerá el servicio en la estación de metro de Sol.

Traslado de las protestas
Pasadas las 21.00 horas, los ‘indignados’ han comenzado a desplazarse desde las inmediciones de la Puerta del Sol en dirección a Cibeles, y algunas se han encaminado hacia Neptuno, aunque la Policía ha evitado allí el acceso al Congreso de los Diputados por la Carrera de San Jerónimo.

Los manifestantes lanzaban consignas como “Menos policía, más democracia”, “El pueblo unido jamás será vencido” o “Únete, únete, tienes hipoteca también”.

Las protestas se trasladaban después Atocha para volver más tarde a las inmediaciones de Sol, y a medianoche miles de indignados aún ocupaban el centro de Madrid.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...