La Policía desaloja la catedral de Granada durante la misa del arzobispo por el estado de alarma

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han procedido en la tarde de este Viernes Santo al desalojo de una veintena de fieles que había acudido a la Catedral de Granada a la misa de oficios para rememorar la muerte de Cristo cuando la oficiaba el arzobispo de Granada, Francisco Javier Martínez.

Fuentes de la Policía Nacional han informado a ahoraGranada que los agentes han tenido conocimiento que en el interior del templo metropolitano había gente acudiendo a la misa, por lo que al personarse han comunicado que no podían estar.

Las mismas fuentes han precisado que los fieles han abandonado la misa de forma pacífica y sin ningún incidente, ante lo que el arzobispo ha continuado con la celebración de la eucaristía con normalidad.

Cuando se llevaban aproximadamente 40 minutos de misa, mientras el arzobispo ofrecía la homilía, uno de los sacerdotes se ha aproximado para informarle de la comunicación de la Policía.

«Perdonad, interrumpimos la celebración, la Policía nos dice que tenemos que desalojar la iglesia, que si no sancionarían a las personas presentes uno por uno. Yo voy a pedir que nos acerquen la comunión, os acercáis, comulgáis y vais saliendo uno por uno», ha explicado Martínez.

El arzobispo, que ha pedido disculpas por lo sucedido, ha dicho que han hecho esto «con la mejor intención» apoyándose en el decreto anterior cuyo artículo 11 decía que en las iglesias según su tamaño podían estar «un cierto número de personas si se guardasen las reglas».

«Nos dicen que han llamado a sus superiores, que les han dicho que no, obedecemos la ley y yo os voy dando la comunión según vayáis saliendo», ha señalado justo antes de entregar la comunión a cada fiel presente con la mascarilla.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...