La policia defiende la fe católica por encima del derecho de reunión

Agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) han detenido hoy a dos personas e identificado a unas 25 en una protesta feminista y por el aborto libre en en el madrileño barrio de La Elipa.

A las 19 horas diferentes grupos de personas concovadas a través de las redes sociales, se han dado cita en las inmediaciones de la parroquia Santos Apóstoles Felipe y Santiago el Menor, una hora antes del acto, previsto para las 20 horas. Se han ido desplazando por las calles interiores del barrio, intentando evitar a las furgonetas de la UIP, que patrullaban la zona. Cuando una treintena de personas ha llegado a una plaza peatonal situada junto a la parroquia, entre las calles José Luis de Arrese y Pablo Lafargue, los agentes han procedido a rodearlos e identificarlos, incluidos varios periodistas. Cuando los concentrados han preguntado el porqué de las filiaciones, la policía ha nombrado el artículo 524 del Código Penal, referido a los delitos contra la libertad de conciencia, los  sentimientos religiosos y el respeto a los difuntos.

Los agentes han identificado a unas 25 personas mientras otra veintena los increpaba desde el otro lado de la plaza con gritos de "basta ya de violencia policial". Además, han retenido a una persona por no poseer documentación, a quien han acompañado a su domicilio para proceder a la filiación. Hasta ese momento no se había sacado ninguna pancarta ni gritado ningún tipo de consigna. Entre tanto, varias personas ajenas a la protesta y que se dirigían a la misa solemne han atravesado el cordón policial sin mayor problema.

Una hora más tarde, en torno a las 20 horas, medio centenar de personas al grito de "aborto libre y gratuito" y "fuera los rosarios de nuestros ovarios" se han decidido a comenzar la protesta desplegando dos pancartas en las que se podía leer “La iglesia es una empresa y no nos interesa” y “Religión fuera de la escuela”. En ese momento los agentes han formado una línea que ha avanzado hacia los manifestantes, desplazándolos al lado de la plaza más alejado de la parroquia. Segundos después las fuerzas del orden han detenido a dos personas, una de las cuales ha recibido patadas y puñetazos cuando le han inmovilizado en el suelo.

Félix, quien venía a participar en la protesta e integrante de la Asociación de Vecinos de La Elipa, indica que "no ha habido ningún comportamiento que se haya salido de lo normal" por parte de los manifestantes y califica de "salvaje" la actuación policial. Declara que se ha desplazado al lugar "para explicarle a Rouco Varela que su Iglesia no nos gusta, que la Iglesia no está precisamente ni con los pobres ni con los del barrio, sino con los ricos". Ha sido identificado en dos ocasiones entre las 19 las 20 horas.

Para Sergio, el motivo de su participación esta tarde en La Elipa ha sido "decirle a la Iglesia que deje de entrometerse en las decisiones de las mujeres respecto al aborto, la libertad sexual o la homosexualidad". De la misma opinión es Paula, quien se ha enterado de la convocatoria por las redes sociales: "He acudido para decirle al Cardenal y a la Iglesia que no se debe meter en los asuntos políticos".

La protesta ha terminado en torno a las 20,30 horas, cuando varios activistas han decidido dirigirse a la Comisaría de la Policía Nacional en Moratalaz para pedir la liberación de sus compañeros, los cuales fueron puestos en libertad con cargos de resistencia, desobediencia y atentado a al autoridad sobre las dos de la madrugada.

policía La Elipa

Dos policias frente a la parroquia de los Santos Apóstoles Felipe y Santiago el Menor ayer domingo 6 de octubre / Dani Gago / DISO Press

Archivos de imagen relacionados

  • policía La Elipa
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...