La Plataforma por la Escuela Pública y Laica de Córdoba ante las visitas del obispo a los centros escolares

Considera que es un ataque a la aconfesionalidad del Estado y desprecio a la libertad de concienca del alumnado

NOTA DE PRENSA DE LA PLATAFORMA POR LA ESCUELA PÚBLICA, LAICA Y DE CALIDAD DE CÓRDOBA

Ante las visitas que el Sr. Obispo de Córdoba está girando a los centros educativos públicos de esta provincia, esta plataforma manifiesta lo siguiente:

1-   Las visitas del Sr. Obispo a los centros públicos suponen  un ataque a la aconfesionalidad del Estado que recoge nuestra  Constitución y un desprecio a la libertad de conciencia de los alumnos/as, profesores/as  y familias que no comparten la fe católica. Un Obispo que, por cierto,  acusó recientemente a algunas escuelas de secundaria de  “incitar a la fornicación dentro de los programas escolares”, según declaraciones de las que creemos que no se ha retractado.

2-   Estas visitas tienen un marcado  objetivo pastoral, tal como se establece  en la propia web de la Diócesis de Córdoba. Por otra parte, dada la creciente disminución del número de alumnos/as que optan por la enseñanza de la religión católica,  podrían  ser consideradas como una forma de promoción de la asignatura de religión  en la escuela, frente a las demás opciones, como la Atención Educativa o la Historia y Cultura de las Religiones, lo cual nos parece un trato de favor hacia  la religión católica y una intromisión injustificable en la organización de los centros y en la libertad de elección de las familias.

3-   Al menos cuatro  de estas visitas, las realizadas al IES Séneca, al  CEIP Al-Andalus (de las que tenemos constancia gráfica a través de la web de la Diócesis http://www.diocesisdecordoba.com/nueva/diapositivas.asp?id=362), la del CEIP Santuario y la del CEIP Fray Albino,  no se han  desarrollado  de acuerdo a las instrucciones que  la  Delegación de Educación envió en su día a los centros  mediante circular firmada por la Inspectora Jefe.  Según estas  instrucciones, la visita ha de hacerse respetando la decisión adoptada por las familias respecto a la enseñanza religiosa y la planificación y el funcionamiento ordinario del centro. Esto significa que no se puede alterar la organización de las clases para que todo el alumnado de religión del centro pueda recibir  al obispo al mismo tiempo, ya  que  el resto del alumnado  no desarrollaría   los contenidos curriculares correspondientes a las áreas afectadas por la salida de alumnos/as de religión, para que éstos no perdiesen sus clases mientras están reunidos con el  Obispo. Sin embargo, en las fotografías que se adjuntan puede observarse al alumnado de varias clases en los salones de actos o dependencias similares del IES Séneca y del CEIP Al-Andalus, de lo que deducimos que se han reunido en el mismo espacio a todos los alumnos/as de religión del centro. Respecto a la visita al  CEIP Fray Albino, la denuncia de este incumplimiento nos llega a través  de un padre de alumna, miembro del Consejo Escolar, quien comprobó como todo el alumnado de religión del centro se reunió con el Obispo en el gimnasio, mientras que el resto del alumnado, entre los que se encontraba su hija, perdían las clases ordinarias. Finalmente, la reclamación del CEIP Santuario nos llega a través de un miembro del claustro, quien nos hizo saber que, además,  no se pidió la opinión de este órgano colegiado.

4-   Nos llama poderosamente la atención el que en una de las fotografías se ve al Obispo y, al parecer, a  algunos/as profesores/as, dentro de una capilla, en uno de los  centros educativos mencionados, probablemente el IES Séneca. Esto significa que en este  centro público hay, presumiblemente,  un lugar para el  culto de una determinada  confesión religiosa. A nuestro juicio, esto atenta de manera flagrante contra  la aconfesionalidad del Estado y, probablemente, contra alguna normativa concreta de carácter estatal, que los servicios jurídicos de la Delegación deberían estudiar y, en su caso,  determinar el cierre de este espacio confesional dentro de un centro público.

5-   Finalmente, estimamos que la Delegación de Educación demuestra  una subordinación inaceptable al Obispado al informar a los centros, mediante  la mencionada circular, del  “interés del Obispo por  visitar  los centros   educativos”. Consideramos que es una forma de promover  estas  visitas oficialmente, en vez de dejar a cada uno de los centros, en función de la  autonomía derivada de su Proyecto Educativo, la organización y solicitud de este tipo de actividades complementarias,  vinculadas al área de religión y siempre a instancias del profesorado de religión. O ¿tal vez la Delegación de Educación estaría dispuesta a informar a los centros educativos y a regular, en su caso, la visita del  Secretario/a General de un partido político, del Presidente/a  de una asociación Atea o del líder  espiritual de otra confesión religiosa, si éstas personas solicitasen visitar nuestras escuelas e institutos? ¿Son las visitas del Obispo de Córdoba a los centros educativos públicos de nuestra provincia un precedente para otro tipo de visitas confesionales o ideológicas? Si es así, ¿qué criterio seguirá esta Delegación Provincial para decidir quién puede visitar un centro público y quién no?

Dada  la gravedad de estos hechos, la Plataforma por la Escuela Pública, Laica y de Calidad de Córdoba exige  a la Delegación de Educación que investigue si en los centros que ha visitado el Sr. Obispo se han incumplido las instrucciones dictadas al respecto y, en su caso, depure las responsabilidades pertinentes. Finalmente, demandamos que  adopte las medidas necesarias para que no se realicen las citadas visitas o, si se hacen,  se respete escrupulosamente la normativa  vigente.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...