«La Paz sea contigo Ratzinger…»

Reino Unido tira la toalla de los derechos GLTB ante las presiones del Papa

El Gobierno quería hacer verdad la igualdad social, penalizando a instituciones religiosas si discriminaban o no aceptaban a homosexuales y transexuales para los trabajos seculares.

El Gobierno británico tira la toalla y se rinde a las presiones epistolares- dejando la igualdad de transexuales y homosexuales a expensas de la Transfóbia y Homofóbia del Vaticano- y de una Iglesia que con sus acciones hace tiempo que comenzó a escribir el principio del fin de su organización. Durante meses el Ejecutivo intentó introducir en el Proyecto de Ley de Igualdad, que se está debatiendo en el Parlamento, enmiendas para impedir que los grupos religiosos puedan negarse a dar trabajos seculares a homosexuales o transexuales. Sin embargo, la ministra responsable del ramo, Harriet Harman, dejó claro este martes por la noche que no seguirán adelante con sus planes de hacer del Reino Unido una sociedad más justa e igualitaria.

La decisión se produce justo después de que el Papa haya dicho que el proyecto de ley viola la “justicia natural”. Parece ser que para este Papa, la “justicia natural” es discriminar a transexuales y homosexuales; así anda la Iglesia últimamente -los fieles huyen en desbandadas- ya que sus doctrinas poco o nada tienen que ver con el mensaje de Jesucristo.

El pasado lunes, el mismo día en el que se confirmó la visita del Pontífice a Reino Unido este año, se hizo pública una carta escrita por Benedicto XVI a todos los obispos católicos de Inglaterra y Gales. La misiva arremetía públicamente, por primera vez, contra las nuevas leyes británicas contra la discriminación por motivos sexuales al "imponer limitaciones injustas a la libertad de las comunidades religiosas de proceder de acuerdo con sus creencias" y pedía a sus obispos a resistirse a la Ley de “forma misionera”.

La vergüenza hace décadas que la perdieron, pero últimamente adolecen hasta del pudor. A pesar de que Harman no hizo ningún tipo de alusión a las declaraciones, según The Times, el Gobierno no quiere que la disputa eclipse los preparativos de la visita del Pastor Alemán –muy rabioso con los transexuales y homosexuales- previstos para el mes de septiembre.

Benedicto XVI, el jovencito que estuvo en las juventudes nazis, para luego terminar en la batería antiaérea de Hitler defendiendo Berlín; hoy día segrega y excluye a más de 650 millones de habitantes de este planeta.

La Paz sea contigo Ratzinger, si algún día consigues hallarla en eso inmenso pozo de odio en el que habitas.

Carla Antonelli es actriz, activista transexual y directora del Diario Digital Transexual

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...