La Orden del Temple pide a Usero que «no caiga en la trampa» por el crucifijo

Señalan que la petición de IU para su retirada es un «ataque a la libertad religiosa»

El crucifijo ubicado en el Salón de Plenos del Palacio Provincial sigue siendo motivo de polémica. Tras la petición realizada el pasado miércoles por parte del diputado provincial Antonio Romero de su retirada de acuerdo a un informe presentado por él mismo y elaborado por el Observatorio del Laicismo de Granada, y que contó con la oposición frontal por parte del Grupo Popular, en la tarde de ayer fue la Orden del Temple la que, a través de un comunicado, mostraba su rechazo a esta petición política.

La citada organización señala que "ahora la ola de intolerancia contra todo aquello que esté relacionado con el cristianismo ha llegado a Almería" y considera tal petición como "un nuevo ataque a la libertad religiosa y a los símbolos cristianos".

La Orden del Temple explica en el escrito que "es curioso que mientras en el escrito remitido por el Observatorio de la Laicidad a la Diputación Provincial de Almería se alegan diversas sentencias y leyes para reclamar la retirada del cuadro, se omite la reciente sentencia de la Gran Sala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, por 15 votos a 2, donde dictaba que la presencia de crucifijos en las escuelas públicas italianas no vulnera el Convenio Europeo de Derechos Humanos, revocando la decisión adoptada en 2009 por la Sección 2ª del Tribunal, que había establecido que la presencia obligatoria de crucifijos en las aulas violaba los derechos de los padres no creyentes".

Por esta razón, desde la organización se espera que la "cordura impere" entre los partidos que componen la Corporación de la Diputación Provincial y que su presidente, Juan Carlos Usero, "no caigo en la trampa que le han tendido, respetando el patrimonio cultural y los sentimientos religiosos de la gran mayoría de los almerienses, a los que va a pedir en pocos días su voto al ser candidato a la Alcaldía de Almería".

En esa misma línea se postuló ayer el alcalde de Almería, Luis Rogelio Rodríguez Comendador, que tildó de "absurda" la petición del diputado de Izquierda Unida, ya que a su juicio "hay asuntos mucho más importantes que abordar".

Así, ha señalado que no está de acuerdo con que este hecho "sea objeto de titulares de periódicos cuando hay asuntos más importantes en Almería para polemizar con esto".

En estos momentos desde el equipo de Gobierno se espera un informe de Intervención para dictaminar si la Ley exige la retirada del crucifijo o no. Así lo explicó Usero durante la celebración del Pleno Ordinario de la institución este pasado miércoles.

Hay que recordar que el citado crucifijo de la polémica está inventariado dentro del patrimonio de la Institución Provincial junto a otros cuadros que también decoran el Salón de Plenos y que posee un valor aproximado de unos 8.000 euros.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...