La oposición no islamista acepta ahora el calendario de transición y exige cambios

Lamenta la ausencia de diálogo

Una semana después de la salida de Mohamed Mursi, el nuevo primer ministro trabaja ya en la formación de un nuevo gobierno. El economista liberal Hazem el Beblaui, de 77 años, ofreció anoche varias carteras a los Hermanos Musulmanes. Este miércoles, la cofradía ha insistido en que no trata con "golpistas". El movimiento y sus aliados salafistas (rigoristas) mantienen las protestas mientras continúa la persecución judicial: La fiscalía ha ordenado el arresto del líder del grupo.

"No tratamos con golpistas. Rechazamos todo lo que viene de este golpe de Estado", ha apuntado Tarek Mursi después de que ayer, en un comunicado, la presidencia egipcia asegurara que ofrecería cargos al partido La Libertad y la Justicia, brazo político de la Hermandad. Ayer, la cofradía rechazó además la declaración constitucional que establece una transición de seis meses, resultado -a su juicio- de "la usurpación del poder legislativo" y obra de una "persona designada por golpistas".

Entretanto, la persecución judicial contra los gerifaltes del grupo continúa. La Fiscalía egipcia ha cursado este miércoles orden de arresto contra el guía supremo de la Hermandad, Mohamed Badía, y otros nueve dirigentes de la cofradía y su socio clave Al Gama al Islamiya, la ex organización terrorista que fue muy activa en los 80 y 90.

Están acusados de instigar a la violencia en la acampada frente al cuartel general de la Guardia Republicana, donde el pasado lunes murieron 54 personas, la mayoría islamistas, en el incidente más sangriento desde el ocaso de Hosni Mubarak en febrero de 2011.

A pesar de los contratiempos, las autoridades egipcias impulsan una rápida transición con la formación del gabinete como reto inmediato. Su primer ministro nombrado ayer, economista liberal de 77 años, dijo anoche que "el gabinete más importante de la historia egipcia" será anunciado en el plazo de 72 horas.

Este lunes, a contrarreloj, ha mantenido sus primeras reuniones con Mohamed el Baradei -vicepresidente de asuntos exteriores- y Ziad Bahaa Eldin, dirigente del partido Socialdemócrata egipcio que sonó hace unos días como "premier".

El Beblaui es consciente de que su gobierno no contentará a todos. "Respetamos a la opinión pública y tratamos de cumplir con las expectativas de la gente pero siempre cuando hay un momento de elección y hay más de una alternativa no se puede satisfacer a todo el pueblo".

Este miércoles el Frente de Salvación Nacional, la alianza que reúne a liberales e izquierdistas, ha retirado su rechazo a la declaración constitucional. Pero insiste en que no fue consultado sobre el documento que prevé seis meses de transición y pide su modificación. El bloque -con Mohamed el Baradei, Amro Musa y Handim Sabahi como sus principales rostros- ha pedido al presidente interino Adli Mansur que enmiende el texto.

La principal reserva podría ser la celebración de elecciones parlamentarias antes de las presidenciales, cuya convocatoria anticipada fue una de las consignas de las protestas multitudinarias contra Mursi de finales de mes. Y, además, movimientos como 'Tamarrud' (Rebelión, en árabe) -que reunió más de 22 millones de firmas y galvanizó a la oposición- muestran enorme recelo al primer artículo de la declaración constitucional, que -a su juicio- es una copia de la Constitución ahora suspendida y su controvertido encaje jurídico del islam y la 'sharia' (legislación islámica).

El movimiento 6 de abril, que convocó las primeras protestas contra Hosni Mubarak en 2011, pidió a su vez que no se adopten medidas extraordinarias contra los Hermanos Musulmanes y sus aliados salafistas (rigoristas) y que no sean excluidos del proceso.

La hoja de ruta incluye una reforma de la actual Constitución -suspendida por los militares-, que será sometida a referéndum antes de las legislativas. El primer paso será enmendar la Carta Magna por un comité de 10 expertos designado por Mansur. Una vez revisado el texto, pasará otro comité integrado por 50 personalidades de la sociedad civil, que deberá darle luz verde antes de ser sometido a plebiscito popular en el plazo de cuatro meses.

Dos meses después del referéndum, se deberían celebrar las elecciones parlamentarias, aproximadamente a principios de 2014. Y una vez se reúna el nuevo Parlamento se convocarán las presidenciales.

islamistas tras golpe militar El Cairo 2013

Seguidores de Mursi rezan en la acampada que mantienen en El Cairo. | Reuters

Archivos de imagen relacionados

  • islamistas tras golpe militar El Cairo 2013
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...