La oposición censura una nueva firma de convenios por más de 350.000 euros muchos de ellos con cofradías y hermandades

Incluye la firma de convenios nominativos por valor de 353.000 euros con entidades particulares, muchas de ellas hermandades de Semana Santa.

El portavoz de IU, Francisco Martínez, se quejó igualmente del elevado número de subvenciones a entidades religiosas.

145.576 euros que el equipo de gobierno del PP reparte entre una docena de hermandades y parroquias para actuaciones de restauración y conservación del patrimonio cultural.

La polémica por la firma de convenios particulares entre la Diputación de Córdoba y determinadas asociaciones, colectivos y ayuntamientos, sin convocar el pertinente concurso, sobrevoló ayer la sesión plenaria de marzo. El PSOE e IU censuraron que, transcurrido apenas un mes desde la entrada en vigor del presupuesto de 2015, el equipo de gobierno llevara a Pleno la primera modificación de crédito del ejercicio, un expediente que incluye la firma de convenios nominativos por valor de 353.000 euros con entidades particulares, muchas de ellas hermandades de Semana Santa.

El portavoz del PSOE, Salvador Blanco, subrayó la «gravedad» de la situación «en términos democráticos», pues esta práctica implica «la administración de dinero de todos sin posibilidad de concurrencia». Blanco acusó al PP de «hacer de lo excepcional regla» y dijo que este modo de actuar «aleja a los alcaldes y a los municipios de la Diputación». «Tenéis el cielo ganado, estarán permanentemente rezando por vosotros», llegó a decir el diputado, en tono jocoso, al término de su intervención. El grupo del PSOE solicitó un informe jurídico a la Secretaría y a la Intervención para determinar si el volumen de convenios es «posible» con la legislación actual, pues Blanco expresó sus «dudas» debido a la «falta de concurrencia permanente».

El portavoz de IU, Francisco Martínez, se quejó igualmente del elevado número de subvenciones a entidades religiosas. «¿Sólo hay cultura en la Iglesia?», se preguntó, tras lo cual aclaró que la coalición de izquierdas «no está en contra de que se ayude a estos colectivos, sino de que se abandone al sector público». Martínez acusó al diputado de Hacienda y vicepresidente primero de la institución provincial, Salvador Fuentes, de «llevar cuatro años en la improvisación permanente» y puso como ejemplo este primer expediente de modificación de crédito. El equipo de gobierno llevó a la comisión pertinente una propuesta, el miércoles presentó una enmienda y ayer por la mañana, antes del inicio de la sesión plenaria, la cambió, se quejó Martínez.

Fuentes defendió que el expediente incluye «subvenciones nominales que están perfectamente presupuestadas» y retó a la oposición a citar alguna «que sea injusta». «Yo iré al cielo o no, pero aquí nos vamos a morir todos, incluido el obispo, y esas iglesias que se van a restaurar se quedarán», respondió a Blanco.

El expediente de modificación de crédito, por volumen de 2,4 millones de euros, incluye el plan provincial de actuaciones en aldeas, por valor de 1,1 millones de euros, y el de eliminación de barreras arquitectónicas, presupuestado en 765.000 euros. También engloba una ayuda a la Guardia Civil de 100.000 euros para arreglar infraestructuras en la provincia. El resto, hasta 353.000 euros, son acuerdos con asociaciones de todo tipo, como los hermanos franciscanos de la Cruz Blanca, a los que la institución provincial aporta 40.000 euros; la Fundación Emet Arco Iris, con otros 40.000 euros, o la Asociación Cordobesa de Parálisis Cerebral y Afecciones Similares (Acpacys), con 15.000 euros.

El expediente también destina 40.956 euros a la colaboración con entidades que desarrollan programas de participación ciudadana y consumo y 36.000 euros a los colectivos que ayudan a los jóvenes promesas. En este punto se incluye un acuerdo con el Club de Salto de Montilla (15.000 euros) para su participación en el campeonato de Europa, 6.000 euros para la Federación Andaluza de Karate y 8.000 euros para la temporada 2015 del Club de Balonmano de Aguilar.

La parte que más controversia causó del expediente, no obstante, son los 145.576 euros que el equipo de gobierno del PP reparte entre una docena de hermandades y parroquias para actuaciones de restauración y conservación del patrimonio cultural. Entre otras propuestas, la institución provincial ayudará a financiar la restauración de la peana del Cristo de la Misericordia en Córdoba (10.000 euros), la capilla anexa a la iglesia de San Cayetano de la capital (8.000 euros), o la talla del Cristo de la Flagelación de Montoro, con 5.000 euros. También hay convenios nominativos con la Cofradía de Jesús Nazareno de Encinas Reales para el repaso de las cubiertas de la sala de tronos de la ermita del Calvario (5.000 euros); con la hermandad de Jesús de la Humildad de Puente Genil para la restauración del camarín del convento de San Francisco (20.000 euros), o con la Real Archicofradía de María Santísima de Araceli de Lucena, para las reformas de las dependencias del santuario (25.000 euros).

Entre los convenios nominativos incluidos en el expediente de modificación de crédito, también se incluyen una subvención de 7.000 euros al Ayuntamiento de Montilla para la Noche Blanca y el Día del Vecino; otro de 15.000 euros con el Consistorio de Fernán Núñez para la adaptación del museo etnográfico, o una ayuda de 10.000 euros a Nueva Carteya para el equipamiento y la puesta en marcha del museo histórico local. La Fundación Promi recibirá 6.900 euros por el XXXV aniversario de la tuna universitaria de Derecho y la peña flamenca Zambra, 5.000 euros para su XXII noche flamenca.

«En ningún caso hemos sobrepasado ninguna línea roja ni legal ni de concurrencia», zanjó al término del debate Fuentes, quien pidió «disculpas hasta cierto punto» por la premura con la que en los últimos días se ha preparado el expediente de modificación de crédito. Los grupos del PSOE e IU se abstuvieron en la votación, mientras que el PP y Unión Cordobesa votaron a favor.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...