La opinión evangélica del Observatorio Cívico sobre partidos políticos y libertad religiosa llega a los mass media

El Observatorio Cívico Independiente (OCI), entidad plural vinculada a la Alianza Evangélica Española (AEE), considera en un informe que en España no existe un problema de falta de libertad religiosa, sino de igualdad real entre todas las confesiones, que comienza en la propia Constitución.

Esto han dicho en una rueda de prensa en la que prácticamente han estado presentes todos los grandes medios de comunicación españoles.

El OCI se constituyó hace dos años, y presentó hoy su primer informe sobre 'Libertad e igualdad religiosa y de conciencia en España 2006', tras un año de trabajo. Cada año presentarán las conclusiones de su estudio sobre diferentes temas. Estaban presentes Jaume Llenas (presidente del OCI), X. Manuel Suárez (Vicepresidente) y Pedro Tarquis (vocal para el PSOE-Gobierno). Los objetivos del OCI se resumen en lograr una mayor participación y profundización de la ciudadanía en las instituciones democráticas para evitar el anquilosamiento de la democracia.

Quizás la primera reseña que debemos hacer es el interés que despertó este informe, ya que estaban presentes todas las agencias (Efe, Europa Press, Servimedia), las emisoras nacionales de radio de máxima audiencia: COPE y Cadena SER; y los grandes diarios nacionales: Abc, El País, El Mundo y El Periódico de Catalunya.

MULTIMEDIA
Pueden escuchar la noticia difundida a nivel nacional en la Cadena SER AQUÍ (audio de 0’8 Mb); y leer el informe completo –en pdf- del OCI AQUÍ.

El informe será enviado al Parlamento europeo en Bruselas a través de la Alianza Evangélica Europea; a los partidos políticos españoles, al Ministerio de Justicia, Dirección General de Asuntos Religiosos, Fundación Pluralismo y Convivencia, y a las federaciones evangélica (FEREDE), islámica y judía; y en general a todas las instituciones que de alguna forma tengan relación con el hecho religioso.

IGLESIA-ESTADO
El OCI propone, entre otras cuestiones, que desaparezcan los Acuerdos del Estado con la Iglesia Católica -porque sólo benefician a una parte de la población discriminando a la no católica- y el actual modelo de financiación, por el que el Estado se convierte en recaudador.

En el informe el OCI considera que hoy habría 'un consenso mayoritario a favor de prescindir de la referencia explícita a la Iglesia católica' en la Constitución, cuando se reconoce la aconfesionalidad del Estado y la libertad religiosa. Llenas, presidente del OCI, dejó claro que el informe "no es un documento contra la Iglesia católica, sino un documento que pide la igualdad religiosa".

Asimismo califica de 'atentado contra la libertad religiosa' los 'Acuerdos entre un Gobierno democrático como el español -heredados de un Gobierno autocrático- con un Estado extranjero (el Vaticano), por el que se confieren determinadas ventajas legales a las instituciones religiosas y ciudadanos españoles que se declaran afines y dependientes del estado extranjero'.

GOBIERNO Y PSOE
Los autores del informe sostienen también que durante las dos legislaturas del Gobierno de Aznar el diálogo con las confesiones minoritarias fue prácticamente inexistente, situación que ha cambiado positivamente con el Gobierno socialista de Rodríguez Zapatero; en especial en la actitud y trabajo de la Dirección General de Asuntos Religiosos; asi como en la participación de representantes de las diferentes confesiones en el Grupo de laicismo y libertad de conciencia.

Pero aunque el informe considera positiva la apertura del PSOE al pluralismo religioso y el laicismo positivo, el OCI expresa su preocupación porque algunas corrientes políticas dentro del socialismo 'pueden tender a la imposición de una moral única', y en esa línea defiende que la asignatura de Educación para la Ciudadanía, 'debería distinguir entre los valores de los derechos legales de los valores morales'.

Sobre la enseñanza religiosa, el OCI cree que 'es básico el principio de aconfesionalidad del Estado', y que de acuerdo con este principio de separación del Estado y las diferentes confesiones religiosas 'la escuela pública no debería impartir ningún tipo de enseñanza religiosa confesional'.

Los autores del documento consideran asimismo que 'la ridiculización de la moral del otro, o la exclusión de las diferentes posturas morales en el ámbito público es no sólo empobrecedor de la vida social, sino una grave restricción de las libertades'.

Por otro lado, el informe denuncia la "cultura política de reacción ante el terrorismo internacional a raíz del 11-S, 11- M Y 7-J en vez de actuar con criterios objetivos". "Esto lleva a actuaciones en que se da prioridad injustificada con concesiones al islamismo", asegura el informe.

FINANCIACIÓN DE LAS CONFESIONES
En cuanto a la financiación de las confesiones, Llenas afirmó que los cambios aplicados a la financiación de la Iglesia católica a través del IRPF "suponen básicamente un mal sistema que convierte al Estado en recaudador de una confesión religiosa. Tampoco vemos positivo la aplicación de este sistema al resto de confesiones".

Según el informe, “debería fortalecerse la Fundación Pluralismo y Convivencia primando el apoyo a los proyectos socio-culturales frente al refuerzo institucional de las federaciones representativas, que conlleva el peligro potencial de crear entidades económicamente poderosas y una jerarquía artificial que no responda a los intereses de los grupos de base de las diferentes confesiones y al fin que realmente se pretende: normalizar el hecho religioso y la presencia social real en normalidad de las diversas creencias”.

Por ello, el presidente del OCI abogó porque los contribuyentes puedan desgravar de la declaración del IRPF las donaciones que se realicen a las distintas confesiones religiosas sin límite en cuanto al total a descontar de la base imponible (aunque manteniendo la desgravación del 25% del dinero entregado).

El informe propone finalmente, entre otras cuestiones, aprobar una ley para las instituciones, organismos y cargos públicos que regule la neutralidad religiosa en participaciones oficiales; reequilibrar la presencia de las confesiones minoritarias en los medios de comunicación públicos, y crear la figura de un 'Defensor de la libertad de conciencia y religiosa'.

Archivos relacionados

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...