La Obra Pía, uno de los brazos de los obispos dentro del Estado

Un organismo regulado por una ley franquista que se beneficia de los privilegios de la Iglesia

El brazo de la Iglesia católica en España es largo y muchos son los ‘rincones’ donde se hace patente, a pesar de tratarse de un Estado aconfesional. En todos, eso sí, goza de los mismos privilegios en cuanto a impuestos se refiere. La Obra Pía de los Santos Lugares de Jerusalén es uno de ellos. Se trata de un organismo del Estado, a cargo del ministerio de Asuntos Exteriores, que administra edificios y terrenos de las antiguas misiones españolas en Jerusalén, Marruecos, Siria y Turquía.

Según desvela el periodista Ignacio Escolar, en su blog Escolar.net, la Obra Pía es también propietaria de la Basílica de San Francisco el Grande de Madrid y de una importante pinacoteca con obras de Rubalta, Zurbarán y Goya. Está exenta de pagar impuestos por sus inmuebles –un privilegio del que goza la Iglesia- y su patronato está formado por cargos públicos y religiosos.

Regulado por una ley franquista
Este organismo está regulado –y esto es tal vez de lo más sorprendente- por una ley que redactó uno de los primeros ministros de Exteriores de Franco, Ramón Serrano Suñer, en 1940.

Personal del Estado
A pesar de que la función de la Obra Pía es claramente religiosa, el Estado dedica personal a trabajar en esta institución. Entre las actividades de este organismo está la conservación de edificios de uso religioso, como “la Casa Ciudad Vieja de Jerusalén que está cedido a la Congregación Hijas del Calvario, que mantienen allí el Colegio de Nuestra Señora del Pilar” o “la Casa Misión de la Purísima Concepción en Tánger, que usan las Misioneras de Calcuta para fines sociales” o “la Casa de Damasco en Siria, que está en manos de la Custodia franciscana en Tierra Santa”, explica Escolar.

Las cuentas de la Obra Pía
Sobre las cuentas de la Obra Pía el blog Escolar.net recoge que “el año pasado invirtió varios millones de euros en letras del Tesoro y que también contrató algunos depósitos con el BBVA”.

La Obra Pía-Establecimientos Españoles en Italia
No es el único organismo de este tipo que depende del ministerio de Exteriores. También está en la misma situación la Obra Pía-Establecimientos Españoles en Italia, “bastante más opaca”, que “dirige el embajador de España en el Vaticano junto con la Iglesia” y se ocupa de “gestionar un patrimonio de unos 180 pisos y 80 locales comerciales en pleno centro de Roma. Entre sus inquilinos están algunos organismos del Estado, como el Instituto Cervantes. Gran parte del dinero de los alquileres (seis millones de euros en 2008) acaba después en manos de la Iglesia Católica, en forma de generosos donativos”.

El caso de la Mezquita de Córdoba
ELPLURAL.COM también se hizo eco de otra información contenida en el mismo blog sobre la mezquita de Córdoba, adquirida por la Iglesia por 30 euros y con la que ganan cada año 8 millones de euros. Los obispos inscribieron el inmueble a su nombre el 2 de marzo de 2006 en el registro de la propiedad, para lo que bastó únicamente que dieran fe de que el edificio pertenece a la Iglesia, sin que mediara ningún notario, gracias a la Ley hipotecaria de Aznar de 1998 que le ha permitido a apropiarse de numerosos edificios por el mismo mecanismo.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...