La nueva ley de Camps contra el aborto evidencia que «el PP utiliza el Consell para imponer su moral»

El PSPV pide al consejero Cotino que no confunda su «credo» con la Constitución

Los intentos del presidente valenciano, Francisco Camps, de frenar la flexibilización de la ley del aborto con un proyecto de ley de alcance autonómico para proteger la maternidad han suscitado las críticas de la oposición socialista, que considera esta ley dedicada a disuadir a las mujeres de que aborten evidencia que "el PP utiliza el Consell para imponer su moral". La secretaria de Organización del PSPV, Elena Martín, pidió al Ejecutivo valenciano que deje de generar "confusión" y que respete la "legislación vigente" y no invente leyes sobre asuntos que quedan fuera de sus competencias.

Para el PSPV, la ley de Protección de la Maternidad y de la Paternidad que prepara el Ejecutivo de Francisco Camps para subvencionar y apoyar a organizaciones que disuadan a las embarazadas que pretenden abortar es “un ataque directo a la libertad de decidir de las mujeres”, además de una evidencia de que los populares “utilizan el Consell para imponer su moral”.

"Confusión continua" de la Generalitat
Según denunció la secretaria de Organización de los socialistas valencianos, Elena Martín, “la Generalitat sigue con su ofensiva contra la ampliación de la ley del aborto” que estos días se estudia a nivel nacional en el Parlamento, y el PP tiene una “confusión continua entre la obligación de respetar la legislación vigente y la imposición de su propia moralidad”.

Cotino confunde el credo y la Constitución
Martín lamentó que el vicepresidente tercero y consejero de Bienestar Social, Juan Cotino, de cuyo departamento ha partido la medida, confunda “su credo con la Constitución y el Estatuto de Autonomía”, y le exigió que “ponga freno a la continua confusión que vive el Consell entre lo privado y lo público, no sólo en lo económico, sino también en lo moral”.

El "mismo recorrido" que EpC
No obstante, la dirigente socialista aseguró que esta norma “tendrá el mismo recorrido” que tuvo la asignatura de Educación para la Ciudadanía (EpC). Camps trató de boicotear la materia impartiéndola en inglés pese a la oposición de los padres y de los propios centros informativos. La medida fracasó en los colegios e institutos y finalmente el Tribunal Supremo tumbó la nueva norma, que actualmente debe impartirse en las lenguas oficiales de la comunidad.

"Acatar las leyes" y no "inmiscuirse"
“Cotino solo tiene que hacer dos cosas: acatar las leyes y asegurar el libre ejercicio por parte de los ciudadanos de la Comunitat de los derechos derivados de las mismas”, subrayó, y pidió a los populares que “dejen de inmiscuirse y pretender legislar en materias que no son de su competencia”. “Lo que tienen que hacer es centrarse en mejorar su nefasta gestión”, matizó.

La "misma celeridad" que con Orange Market
Además, Martín ironizó exigiendo al conseller de Bienestar Social que la Generalitat “materialice las ayudas y los planes de ayuda a la maternidad con la misma celeridad con la que efectuaba los pagos a Orange Market”, la filial valenciana de las empresas de Francisco Correa, el principal imputado en la trama de la Operación Gürtel.

"Cruzada personal y fundamentalista" de Cotino
También Esquerra Unida se ha mostrado contraria a esta ley de Protección de la Maternidad. La diputada autonómica Gloria Marcos advirtió que el anteproyecto de ley forma parte de la “cruzada personal, fundamentalista y ultraconservadora que dirige el consejero Juan Cotino contra la ampliación del aborto”. Marcos denunció que el Consell “legisla de forma sectaria y anticonstitucional, porque vivimos en un estado laico, e interviene en cuestiones que afectan a los derechos civiles".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...