La «Norma» de Fura del Baus se estrena en Londres con críticas a los fanatismos religiosos

El grupo catalán La Fura dels Baus ha estrenado en la Royal Opera House de Londres su arriesgada versión de la ópera «Norma» de Bellini entre críticas mixtas, que alaban a la soprano Sonya Yoncheva pero cuestionan la puesta en escena.

La obra dirigida por Àlex Ollé inauguró anoche la temporada del templo lírico londinense, donde desde 1987 no se representaba esta tragedia de amor y traición en la Galia ocupada por los romanos.

Ollé, que en mayo estrenó con gran éxito «Oedipe» en el mismo exigente escenario, había anticipado que su propuesta se centraría en la religión y el poder, no en una religión concreta sino en los fanatismos religiosos.

Sin embargo, su montaje recurre a 1.200 cruces cristianas y a otras imágenes simbólicas como el uniforme de dictadores del tipo de Franco o Pinochet, un imponente y oscuro atrezo que no ha acabado de convencer a la crítica, que considera que «oculta y distrae de la tragedia humana» de la historia, según «The Guardian».

El crítico de este periódico opina que la producción, que estará en cartel hasta el 8 de octubre, es «impresionante y perversa en partes, a veces bonita y a menudo irritante», y «carece de credibilidad desde el principio».

Según él, Norma, la sacerdotisa druida, se ha convertido «de forma inverosímil» en «la líder espiritual de una secta católica paramilitar», aunque elogia algunas «líneas exquisitas» de Yoncheva, que sin embargo «debe esforzarse en algunas notas altas».

«The Stage» considera «destacada» la interpretación de la soprano búlgara, que sustituyó en el último momento a la rusa Anna Netrebko, que se retiró al considerar que su voz no se ajustaba al papel.

No obstante, valora que el foco en una sola iconografía religiosa «desvirtúa todo el significado de la pieza».

«The Evening Standard» valora que la artista ofrece una actuación «impresionante», si bien señala que su interpretación de la famosa aria Casta Diva no tiene los niveles de sutileza de la de sus predecesoras Maria Callas y Joan Sutherland.

«Es una producción de ejecución poderosa, más que imaginativa», afirma este rotativo.

«The Stage» considera «más que respetable» la actuación de la «mezzo» Sonia Ganassi como Adalgisa y Joseph Calleja como Pollione, pero valora que el director musical de la Royal Opera House, Antonio Pappano, podría haber impartido más ritmo a la música.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...