La Municipalidad de Salto del Guairá (Paraguay) dedicó 1.100 millones Gs en construir iglesias católicas y evangélicas

La Municipalidad de Salto del Guairá, en el departamento de Canindeyú, se encuentra en la mira tras el llamado a licitación para la construcción de una iglesia del Centro Familiar de Adoración (CFA). La ciudadanía critica el uso inadecuado de Gs. 157 millones que sería realizado con dinero público.

“La construcción de esta iglesia es una manera de ayudar a las iglesias sean católicas o evangélicas del municipio de Salto del Guairá. Estamos ayudando a todas las iglesias evangélicas habidas y por haber siempre y cuando presenten su solicitud», expresó Haitter, en una entrevista en la 800 AM.

El propio jefe comunal, Carlos Haitter, refirió que la comuna desembolsó Gs. 1.100 millones en la construcción de iglesias católicas y evangélicas. Destacó el trabajo que realizan en los jóvenes a través de actividades pastorales y culturales desconociendo el Estado laico en Paraguay. “Se ve que causó furor nacional la noticia”, dijo.

Según Haitter, las escuelas de Salto del Guairá se han refaccionado con fondos del Fonacide y municipales. Rechazó que en su municipio existan escuelas o colegios en mal estado edilicio. “Hemos hecho aulas y baños sexados en una colonia indígena. No niego que existan escuelas que se caigan a pedazos, pero en Saltos del Guairá no”, expresó Haitter.

Haitter no supo explicar el destino del dinero municipal en cuanto a datos concretos. Agregó desconocer el dinero que se invirtió, pero sí conoce el trabajo de las iglesias del Centro Familiar de Adoración. «No voy a estar con estadísticas. Asumo la responsabilidad de no conocer los gastos. Conozco la formación y fortalecimiento de valores. Ni dentro de los colegios se hace ese tipo de trabajo”, refirió Haitter.

Según el intendente existen “miles” de jóvenes que agradecen la inversión de estos millonarios montos en iglesias. “De nada sirve también darle un curso a un joven. No digo que sea importante. Para mí la formación espiritual de la persona es importante, la parte que no se ve. Si no será un profesional corrupto. A estos jóvenes hay que darle un cimiento espiritual”, explicó Haitter.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...