La mitad de los fallecidos en el naufragio, enterrados en Motril tras un funeral católico

Asiste la alcaldesa y el equipo de gobierno municipal del PP

COMENTARIO: Una vez más prima el confesionalismo y se entierra a siete inmigrantes, cuyas creencias se desconocen, mediante un ritual católico al que acuden las autoridades, alcaldesa y equipo de gobierno municipal del PP. Sigue sin entenderse que existen ceremonias civiles para enterrar a las personas. Ante una tragedia de este tipo parece lógico que la sociedad despida a sus víctimas mediante una ceremonia institucional, pero este tipo de ceremonias deben ser civiles y al margen de las creencias que pudiesen tener, algo que corresponde decidir a sus familiares, como conocedores de la conciencia de los fallecidos. Lo ocurrido aquí es otro abuso más para quienes han visto truncada su vida y sus esperanzas.


Siete de los 14 inmigrantes que fueron rescatados el jueves sin vida tras el naufragio de una patera frente a las costas de Marruecos han recibido esta tarde sepultura en el cementerio de Motril.

La ceremonia, a la que han asistido casi medio centenar de personas, entre ellas la alcaldesa de Motril, Luisa García Chamorro, y la práctica totalidad del equipo de gobierno, ha sido oficiada por tres sacerdotes que han ofrecido un responso en la capilla del camposanto.

En un sencillo acto, uno de los religiosos ha pedido "tomar ejemplo" para que no vuelvan a repetirse "historias trágicas" como ésta.

En féretros numerados que han sido portados por algunos de los concejales y otros de los asistentes al entierro, los inmigrantes han recibido sepultura en nichos individuales de uno de los patios del cementerio.

Los siete inmigrantes restantes, que permanecen en el Instituto de Medicina Legal de Granada, recibirán sepultura en este mismo camposanto a las 17.00 horas del sábado, en el transcurso de una ceremonia litúrgica que tendrá lugar en la Iglesia Divina Pastora de Motril.

A todos ellos les fue practicada en Granada la autopsia, que confirmó que murieron ahogados.

Los fallecidos son dos mujeres de unos 25 años y doce varones, de los que ocho tenían unos 30 años, mientras que de los cuatro restantes dos eran de 18 años y es posible que los otros dos tuvieran unos 16 años.

El Instituto de Medicina Legal de Granada ha tomado las muestras necesarias para que sea posible su identificación genética en un futuro, dado que los supervivientes no pudieron identificarles.

Tras el naufragio de esta patera, que tuvo lugar cerca de Alhucemas, fueron rescatados 18 supervivientes además de los 14 cadáveres, aunque según los testimonios de los ocupantes de la embarcación siniestrada viajaban unas 70 personas.

Un momento de la misa de funeral oficiada en la localidad granadina de Motril.

Archivos de imagen relacionados

  • funeral inmigrantes Motril2012
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...