La ministra de justicia alemana acusa al Vaticano de ocultar graves abusos sexuales en la Iglesia

Han aparecido nuevos casos en tres escuelas católicas de Baviera El mes pasado se conocieron abusos a 100 niños de colegios jesuitas

La ministra alemana de Justicia ha acusado este lunes al Vaticano de ocultar casos graves de abusos sexuales en la Iglesia, después de que aparecieran nuevos noticias al respecto en tres escuelas católicas en Baviera.

Sabine Leutheusser-Schnarrenberger ha afirmado que los descubrimientos son "aterradores", después de que se conociesen nuevos casos de abusos sexuales y físicos en el coro de la catedral de Regensburg, la escuela del monasterio benedictino de Ettal y una escuela de capuchinos en Burghausen.

Las revelaciones siguen a las noticias publicadas el mes pasado sobre sacerdotes católicos que habían abusado sexualmente de unos 100 niños en colegios jesuitas de toda Alemania, lo que llevó a una disculpa pública del arzobispo Robert Zollitsch, jefe de la Conferencia Episcopal alemana.

"En muchos colegios había un muro de silencio que permitía el abuso y la violencia", ha afirmado en la emisora Deutschlandfunk Leutheusser-Schnarrenberger, una liberal laica que ha sido el miembro del Gobierno más crítico con la Iglesia.

"Incluso los casos más graves de abusos están sujetos sólo al secreto papal y no deben publicarse fuera de la Iglesia", ha indicado citando una directiva católica de 2001.

Las autoridades eclesiásticas rechazaron sus acusaciones. El obispo Stephan Ackermann, portavoz de la iglesia en temas de abusos, manifestó que las declaraciones de la ministra eran "absurdas".

"Nuestras normas insisten en que debemos implicar a los fiscales del estado", señaló al diario Frankfurter Allgemeine Zeitung.

Casos en Alemania, Irlanda y también en Holanda

El Papa Benedicto XVI, alemán de nacimiento, convocó el mes pasado a los obispos irlandeses al Vaticano para reprocharles un escándalo de pedofilia, después de que un informe del Gobierno irlandés afirmara que los dirigentes de la Iglesia irlandesa habían ocultado durante 30 años el abuso extendido a niños por parte de sacerdotes.

Después de la amplia cobertura mediática sobre los casos irlandeses y alemanes, decenas de católicos holandeses han denunciado públicamente supuestos abusos sexuales de sacerdotes, con frecuencia producidos hace décadas.

El Vaticano ha expresado su completo apoyo a la decisión que tomó la semana pasada la diócesis de Regensburg de investigar abiertamente sus casos de abusos, de acuerdo con el diario del Vaticano L'Observatore Romano.

Leutheusser-Schnarrenberger no es partidaria de retrasar la prescripción de los casos de abusos sexuales, que ahora está en 20 años. Todos los líderes conservadores han pedido que se amplíe el plazo.

La ministra de Justicia ha reiterado también sus invitaciones previas a la Iglesia a que participe en el diálogo público con líderes políticos y víctimas de estos casos, que podría desembocar en indemnizaciones.

Zollitsch ha rechazado la idea, y acusa a la titular de Justicia de perseguir a la Iglesia. Se espera que el obispo viaje al Vaticano el viernes para tratar el escándalo.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...