La mezquita de Lleida estará en el polígono del Segre

El ayuntamiento cede el terreno y la comunidad musulmana pagará la construcción El nuevo oratorio sustituirá al de la calle del Nord, situado en los bajos de un edificio

La mezquita de Lleida ya tiene emplazamiento. Tras años de polémica, el ayuntamiento de la ciudad y la comunidad islámica rubricaron ayer un protocolo de colaboración para construir el oratorio, hasta ahora situado en la céntrica calle del Nord, en un solar municipal de 1.800 m2 del polígono industrial del Segre, detrás de la fábrica de piensos Agropecuaria de Guissona. La comunidad musulmana se hará cargo del proyecto de edificación y de las obras y pagará al ayuntamiento 8.000 euros anuales en concepto de alquiler del terreno.
La concesión administrativa del terreno, que el ayuntamiento tiene que recalificar para que pase de suelo industrial a suelo de equipamiento comunitario, será de 50 años.
Abdelwahab Houzi, presidente de la Comunidad Islámica de Cooperación y de Unión de Lleida y comarca del Segrià, CICU, dijo que la ubicación satisface las expectativas, al ser un local aislado, próximo al núcleo urbano y con acceso garantizado por una línea de autobuses.

POCO ESPACIO
La financiación para construir la mezquita y el alquiler del terreno no ha frenado al colectivo musulmán a la hora de aceptar la propuesta, muy estudiada por el ayuntamiento y que se arrastraba desde el mandato anterior. Los portavoces religiosos ha anunciado que tratarán de que los fieles de Lleida y de otros lugares contribuyan económicamente a afrontar la inversión. Está previsto que el oratorio abra dentro de dos años, ya que en el actual local de la calle del Nord los problemas de espacio condicionan a los fieles que acuden habitualmente y los vecinos se quejan.
La noticia de la reubicación de la mezquita, que el mismo Ángel Ros, alcalde socialista de Lleida, había expuesto a los grupos políticos municipales y a la Federació d'Associacions de Veïns, ha sido especialmente celebrada por Marta Roigé, presidenta de la asociación vecinal de la Avinguda del Segre. Roigé considera que con la firma de este convenio no solo se benefician los vecinos de la zona, que se habían movilizado en varias ocasiones para que la Paeria actuara e incluso recurrieron al contencioso administrativo para conseguirlo, sino que también mejora la comunidad musulmana, "ya que los bajos del edificio donde se reunían los fieles para rezar no reunían condiciones y les ponía en peligro".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...