La mezquita de Corella (Navarra) se construye con dinero de un grupo que Naciones Unidas considera «yihadista radical»

La asociación Revival of Islamic Heritage Society ha conseguido hacer llegar cerca de 700.000 euros desde países que quieren extender el salafismo.

Una comunidad islámica con lazos cercanos a corrientes radicales salafistas está a punto de implantarse en Navarra. La mezquita de Corella que se construye en la localidad ha sido financiada hasta con cerca de 700.000 euros por una asociación con lazos con el extremismo, la Revival of Islamic Heritage Society (RISH).

Este grupo fue prohibido en Estados Unidos por su vinculación a las actividadesyihadistas encubierta como asociación benéfica y posteriormente se incluyó también en un listado de Naciones Unidas como organización vinculada directamente a las corrientes más radicales del yihadismo.

La nueva mezquita impulsada por la comunidad El Baraka de Corella va a permitir la implantación en Navarra de un centro de referencia salafista que puede convertirse en un importante foco de atracción para todo el norte de España. No en vano, se trata del primer edificio construido sobre planta e independiente de estas características en la Comunidad foral.

LA CORRIENTE SALAFISTA YA ESTÁ EN NAVARRA

La actividad salafista en Navarra ha tenido un crecimiento importante en los últimos años, con personas llegadas para «adoctrinar» desde Arabia Saudi y Kuwait. Se han celebrado diversas «conferencias» relacionadas en Corella, Cintruénigo, Tudela o Pamplona, en la capital en la mezquita de San Jorge.

Esta corriente salafista busca controlar a la población inmigrante, especialmente a personas con escasa formación y que puede ser convencida o manipulada sobre la ideología, ya muy presente en Cataluña y Levante.

Los salafistas son una corriente dentro del mundo suní cuya principal característica es la interpretación de los versos sagrados del Corán de una manera completamente textual, sin contexto histórico, cultural o filosófico. De esta manera, su objetivo político es el de instaurar una sociedad que replique el modelo exacto que se refleja en el Corán, en la práctica, una especie de modelo de sociedad medieval. Se trata de una corriente del sunismo directamente entroncada con países de la península arábiga, especialmente Arabia Saudí.

LAS OBRAS YA HAN COMENZADO

Las obras de la nueva mezquita ya han comenzado y el complejo, sobre una parcela de 450 metros cuadrados, estará concluido en los próximos meses. El proyecto fue presentado en el Colegio de Arquitectos de Navarra por el arquitecto Agustín Fernández de Prada junto con Adelilah Qarbane Slassi. Tras meses de espera, obtuvieron todos los permisos y la financiación.

La nueva mezquita revela una clara pugna por el control de la comunidad musulmana en Navarra y sus asociaciones. Se trata de una lucha entre los intereses de los países del norte de África (especialmente Marruecos) y los de intereses de países de la penísula arábiga, como Arabia Saudí y Kuwait.

La parcela costó unos 130.000 euros y se financió de una manera simbólica con las aportaciones de musulmanes de Corella y localidades cercanas. También se hicieron colectas y se viajó por otras mezquitas de España y de Europa para conseguir más fondos. Sin embargo, la práctica totalidad del dinero procede de terceros países, como Arabia Saudí, muy interesados en impulsar la corriente salafista. Es un dinero que escapa incluso al pago de impuestos si bien la asociación que costea la construcción cuenta con soporte legal en Navarra.

El dinero va llegando a Navarra para el pago de las obras a través de transferencias bancarias, incluso en encuentros salafistas con presencia de personas que llegan con diversas cantidades desde países del de la penísula arábica o de Marruecos tras conseguir financiación. En este caso, la mayor parte del dinero procede de Kuwait.

FRANCIA VA A TOMAR MEDIDAS

Decenas de países han mostrado ya su preocupación por el vínculo entre el salafismo y la radicalidad. Incluso países musulmanes, como Túnez, han expresado su intención de cerrar mezquitas salafistas por ser un germen de radicalismo yihadista. Todo después de los terribles atentados en el país.

Arabia Saudí es uno de los países más interesados en financiar la construcción de estos centros de culto para difundir el salafismo a través de entidades religiosas ya radicadas en España, como es el caso de la nueva mezquita de Corella. Uno de los países más precupados por la implantación de estas corrientes es Francia, donde el terrorismo yihadista ha actuado con mayor dureza en los últimos meses.

Precisamente el primer ministro francés Manuel Valls expresó recientemente su deseo de que, entre otras medidas, no haya financiación extranjera en las construcción de las mezquitas pues generalmente sirven a intereses de difusión de ideologías radicales no compatibles con los valores de la sociedad europea, como en este caso el salafismo. No en vano, la financiación del yihadismo viene en muchas ocasiones de países comoArabia Saudí, Kuwait, etc.

El salafismo se puede explicar como una tendencia islámica fundamentalista y radical. Busca volver al origen del Islam y rechaza cualquier innovación o interpretación a lo que hizo hace 15 siglos. La corriente salafista está siempre en permanente lucha con occidente. La yihad es solo su expresión más visceral y no tiene grandes diferencias con otras fórmulas del islamismo radical, como los Hermanos Musulmanes, el movimientoTabligh o Justicia y Caridad.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...