La Mezquita-Catedral de Córdoba, ¿monumento de titularidad pública o propiedad de la Iglesia?

El Obispado la inscribió el 2 de marzo de 2006 en el Registro de la Propiedad. Señala que ha sido su propietario desde hace casi 800 años. Una plataforma apoya a la Iglesia y otra pide la titularidad pública. La Junta de Andaluc

Federico Mayor Zaragoza, director general de la Unesco entre 1987 y 1999, actual presidente de la Fundación Cultura de Paz y uno de los precursores de la declaración como Patrimonio de la Humanidad de la Mezquita-Catedral de Córdoba, advierte que si este conjunto "dejara de ser un ejemplo a escala mundial de conciliación, de convergencia y de convivencia, entonces es probable que la Unesco podría declararla monumento en riesgo". 

En este sentido, afirma que al hablar de Córdoba en cualquier parte del mundo, una de las cosas que surgen es que "se puede convivir respetando ideologías y religiones. Que el diálogo intercultural, interreligioso e intrarreligioso es posible".

Asimismo, mantiene que, "aunque la Iglesia tenga como institución el cuidado de este lugar, no es de la Iglesia, es un Patrimonio de la Humanidad, de toda España y de todos los cordobeses". Por eso, entiende que las administraciones "deben vigilar, en nombre de todos los ciudadanos, que las cosas se hagan como se tienen que hacer".

El 2 de marzo de 2006, el Obispado de Córdoba inscribió la Mezquita-Catedral de Córdoba a su nombre en el Registro de la Propiedad, gracias a la reforma de la Ley Hipotecaria.

La inscripción, denominada inmatriculación, la llevó a cabo porque "ha poseído pública, pacífica, ininterrumpida y en concepto de dueño durante casi 800 años" este edificio (desde 1236), declarado Bien de Interés Cultural (BIC), Monumento Nacional en el s. XIX y Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1984.

Manuel Nieto Cumplido, doctor en Historia Eclesiástica y canónigo archivero de la catedral cordobesa, cita en su obra La Catedral de Córdoba, documentos como la Primera Crónica General de España, de Alfonso X el Sabio (s. XIII); la Historia de rebusHispaniae del arzobispo de Toledo, Rodrigo Ximénez de Rada (s. XIII); y una bula concedida por el papa Gregorio IX al rey Fernando III, en los que se apunta que la Iglesia es la legítima propietaria del edificio.

También re refiere al testimonio del rey Felipe IV (1659), en el que agradece al obispo "como dueño lexítimo" del templo el poder trasladar la nueva Capilla Real.

En 2009, el profesor Antonio Manuel Rodríguez descubrió la inscripción en el Registro y la hizo pública. Hoy día forma parte de la Plataforma Mezquita-Catedral de Córdoba, que pide a las administraciones que reclamen antes de 2016 la titularidad pública del monumento.

Cada año pasan por el conjunto monumental más de un millón de visitantes. Salvo los cordobeses y escolares, y las reducciones de precios que se establecen a estudiantes, desempleados o mayores de 65 años, entre otros colectivos, cada turista abona ocho euros por la visita.

184.000 firmas

La plataforma recoge firmas de apoyo desde hace unas semanas a través de Change.org. Ya ha conseguido más de 184.000, entre ellas las de escritores como Antonio Gala y Eduardo Galeano, el Premio Cervantes José Manuel Caballero Bonald, del mismo Mayor Zaragoza o del guitarrista Manolo Sanlúcar, entre otros.

La entidad lucha contra los intentos de "apropiación jurídica, económica y simbólica" de la mezquita por parte del Obispado" y que se deje de emplear solo el término catedral para referirse al monumento.

Para el profesor Antonio Manuel Rodríguez, este hecho pone en peligro "su consideración como símbolo mundial de la unión entre culturas" y, por tanto, de su  declaración como Patrimonio de la Humanidad. Para evitar situaciones así, la entidad también solicita la redacción de un Código de Buenas Prácticas.

La plataforma ha trasladado sus peticiones, que han tenido eco en medios como The Times, entre otros, al Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu. El Defensor ha estimado que es preciso  un "proceso de investigación" y la elaboración de un estudio técnico detallado.

En el lado contrario, la Plataforma en defensa de la libertad religiosa MasLibres.org, que apoya que la Iglesia siga siendo la titular de la Mezquita-Catedral. Ya ha entregado más de 85.000 firmas de apoyo al Obispado a la Administración andaluza.

Nicolás de Cárdenas, su portavoz, ha indicado que "no existen razones históricas, jurídicas o de sentido común que sostengan la pretensión de expropiación del templo". Así, ha asegurado, "la intención es acabar con el culto como ya se ha hecho en la sinagoga de Córdoba".

Debate político

La presidenta del Ejecutivo regional, la socialista Susana Díaz, ya se ha afirmando que la titularidad pública "es compatible con la gestión de la Iglesia".

La Administración autonómica mantiene que no busca el "enfrentamiento" con el Obispado, pero ha solicitado un informe jurídico para conocer si el Gobierno andaluz tiene competencias para reclamar la titularidad pública del edificio.

El vicepresidente andaluz, Diego Valderas (IULV-CA), también ha manifestado que le gustaría que la Mezquita-Catedral fuese patrimonio público.

Sin embargo, el alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto (PP), se ha mostrado convencido de que la Administración regional no emprenderá acciones jurídicas, porque "es imposible y lo saben". Para Nieto, el debate que se ha creado es "absolutamente artificial, vacío y estéril"; se ha generado fuera de Córdoba; y la Junta lo aviva para "tapar" su gestión en temas más importantes como el paro. El pleno de Córdoba, además, ha apoyado que la gestión del edificio siga estando en manos del Obispado.

Fuentes del Obispado han explicado a 20minutos.es que "siempre ha habido entendimiento y colaboración" con el Gobierno andaluz. Asimismo, han recordado que "todo lo que se ha hecho se ha llevado a cabo de acuerdo al marco legal que ha habido en cada momento". El Obispado espera el resultado del informe jurídico de la Junta y, de momento, no ha emprendido ninguna medida al respecto.

Por su parte, el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte ha declinado hacer declaraciones al respecto, ya que el monumento no es de titularidad estatal.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...