La mayoría de los jóvenes españoles desconfía de la Iglesia y menos del 50% se declara católico

Un informe señala que este colectivo tiene una imagen negativa de sí mismo al no poder independizarse

Por primera vez en décadas, los adolescentes españoles de entre 15 y 24 años que se consideran católicos no superan el 50%, según ha revelado hoy el informe Jóvenes Españoles 2005, elaborado por la Fundación Santa María. El estudio señala que los adolescentes de nuestro país tienen una imagen negativa de sí mismos, debido a que no pueden independizarse, lo que les impulsa a volcarse en el ocio, antes que en la política o en organizaciones sociales.
El informe indica que la Iglesia es la institución que más desconfianza suscita entre los jóvenes, por delante incluso de las grandes multinacionales. Sin embargo, una de las instituciones que sigue siendo muy valorada es la familia, aunque adaptada a los nuevos tiempos, es decir: más democrática y menos normativista.
Uno de los coautores del estudio, Juan María González-Anleo, ha explicado que el alejamiento de la Iglesia por parte de los jóvenes se ha acelerado de forma "sorprendente" en la última década. "Hace 10 años, un 77% de los jóvenes se autodenominaba católico, hoy no llegan al 50%”, ha apuntado. No obstante, el porcentaje de los que afirman creer en Dios se eleva hasta el 55% (aunque 10 puntos por debajo respecto a 1999).

Mala opinión de sí mismos
El estudio confirma también que los jóvenes españoles tienen una mala opinión de sí mismos: se consideran egoístas y consumistas, pero lo hacen debido a la imagen negativa que la sociedad vierte constantemente sobre ellos y también por su imposibilidad de emanciparse.
Según uno de los autores del informe, el sociólogo de la Universidad de Deusto Javier Elzo, los jóvenes están "muy atados" a sus padres por la imposibilidad de emanciparse debido, en gran medida, a la escasez de viviendas asequibles. Ello les lleva a instalarse en la adolescencia y volcarse en el ocio, que una de las materias más importantes de su vida”. Elzo considera que la emancipación de este colectivo debe ser una cuestión de Estado. "Muchos padres deberían de dejar de comprar motos y coches a sus hijos y plantearse pagarles los primeros dos o tres años de la vivienda para que se emancipen", ha sugerido.
Por otro lado, una de las instituciones que los jóvenes siguen valorando mucho es la familia, objetivo vital de muchos de ellos. "Valoran el matrimonio, pero lo van retrasando y quieren tener hijos, pero reducen el número", ha explicado González-Anleos. Además, la mayoría continúa interesándose poco en la política, aunque en general se consideran de centro-izquierda. Pese a ello, un 46% no se decantaría por ningún partido en concreto si hubiera elecciones generales.

El botellón, razón para salir
El informe revela que el 50% de los jóvenes sale “de marcha” todos o casi todos los fines de semana y que las razones más importantes para hacerlo son, por este orden: compartir con los amigos (65%) y desconectar de la rutina diaria (53%). “Ir de botellón” es una actividad relevante para el 8,5% de los españoles y "bastante" importante para el 23,5%. En cuanto a “tomar drogas”, alrededor del 70% de los chicos lo considera una rzón “nada importante”.
Según el autor del capítulo dedicado al tiempo de ocio, José Antonio López Ruiz, el valor otorgado al ocio por la juventud se ha ido incrementado en los últimos años y ahora es un elemento central de sus vidas para el 92% de los encuestados.
Con respecto a 1999, fecha del último estudio general de la Fundación Santa María, la asistencia a los museos ha descendido un 10%, así como las actividades deportivas, con un 6% menos y la lectura, con un 2% menos. Por el contrario, la actividad de ver la televisión ha aumentado un 2% más, y escuchar música, otro 2%.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...