La marcha laica pasará finalmente por la Puerta del Sol

La Delegación del Gobierno acuerda con los promotores un itinerario que incluye el ‘kilómetro 0’, aunque acabará en Tirso de Molina

La marcha convocada por asociaciones laicas contra el uso de fondos públicos durante la visita del Papa será el día 17 por la tarde y empezará y acabará en Tirso de Molina para pasar, finalmente, por la Puerta del Sol.

El lema de la manifestación, que discurrirá desde las 19.30 a 21.30 horas, es "De mis impuestos, al Papa cero", según reza la pancarta de cabecera, y los convocantes han querido dejar claro que no se trata de una "marcha antipapa".

Así lo han anunciado los convocantes en rueda de prensa tras obtener el permiso de la Delegación del Gobierno.

El recorrido de esa manifestación ha sido objeto de controversia en los últimos días entre los grupos laicos y la representación del Ejecutivo central en Madrid.

Primeramente, los promotores de la conocida como 'marcha antiPapa' querían comenzar su recorrido en Tirso de Molina y acabarlo en Sol. Sin embargo, el departamento que dirige María Dolores Carrión prohibió esta ruta y les propuso otra circunscrita al barrio de Lavapiés, que los laicistas rechazaron por "problemas de seguridad" y de "falta de visibilidad" de sus reivindicaciones.

El presidente de la Asociación de Ateos y Librepensadores de Madrid (Amal), Luis Vega, justificó el rechazo de esta propuesta afirmando que es una forma de "ninguneo" ya que Lavapiés es una zona "insegura" por la estrechez de las calles, repletas de coches, no siendo el mejor escenario para una manifestación en la que se espera que acudan "familias enteras con niños".

"Hemos llegado a un acuerdo muy bueno con la Delegación del Gobierno que ha estado a altura de lo que se merece la opinión legítima de millones de españoles" contrarios a que se utilicen sus impuestos para este evento privado, ha manifestado Francisco Delgado, de Europa Laica.

"Se ha hecho justicia y ha ganado la democracia", ha opinado Luis Vega, quien ha puesto de manifiesto el "cambio absoluto" en la postura de la Delegación del Gobierno "pese a las presiones que habían recibido".

El responsable de Europa Laica, Francisco Delgado, tras manifestar "todo respeto" hacia los jóvenes católicos que vienen a Madrid, a quien ha deseado que "se lo pasen bien", ha criticado el "boato institucional" y el coste "excesivo y desproporcionado" de la visita papal que su asociación cifra en unos 100 millones de euros.

El Estado central "dejará de ingresar entre 20 y 25% por las desgravaciones fiscales a las empresas que patrocinan el evento", mientras que "todas las entidades locales aportan entre 10 y 15% de ese importe", al tiempo que otro 40% ciento se empleará en seguridad, alojamiento, servicios sanitarios y transporte.

Los convocantes de la marcha se basan en cálculos "muy estimados porque son gastos que están de momento bastante ocultos" y posteriormente "estarán ocultos en otros gastos conjuntos de seguridad, limpieza o transportes", ha continuado Delgado.

Los convocantes han presentado un escrito al Fiscal general del Estado para que controle si los discursos pronunciados durante el evento podrían ser "constitutivos de presunto delito" por contener críticas contra leyes aprobadas por el Congreso, como a juicio de los convocantes ya ocurrió "con algún discurso" del Papa durante su última visita a Galicia y Cataluña.

Otros recorridos alternativos

Entre los itinerarios, aparte del de Lavapiés, también se llegaron a poner encima de la mesa otros dos que transcurrirían por las calles de la franja izquierda y derecha de Tirso de Molina, o incluso otro que llegaría hasta Sol y vuelve a Tirso de Molina.

Finalmente la plaza de Tirso de Molina será origen y final de una marcha que pasará por la calle Carretas, Puerta del Sol y Sevilla, la víspera de la llegada a Madrid de Benedicto XVI para asistir a la Jornada Mundial de la Juventud.

Archivos de imagen relacionados

  • Los-indignados-toman-Sol
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...