La ley antiterrorista británica discrimina a los musulmanes, dice la ECRI

La Comisión Europea contra el Racismo y la Intolerancia (ECRI) ha denunciado hoy en un informe sobre el Reino Unido que los musulmanes están expuestos "a un riesgo superior de atentado contra sus derechos" por la ley antiterrorista.

Este organismo, creado por el Consejo de Europa, asegura en el informe publicado hoy que algunas disposiciones de la citada ley son "preocupantes" y que las detenciones y registros "afectan de manera desproporcionada" a la comunidad negra y las minorías étnicas.

En el documento, que supera el centenar de páginas, se afirma que quienes practican el islam "tienen la sensación de estar estigmatizados y marginados" y que la legislación antiterrorista "tiene efectos particularmente negativos" sobre los jóvenes musulmanes.

El efecto es el incremento del sentimiento de "no pertenencia a la sociedad británica" y de falta de confianza en la policía y el Estado.

La ECRI recuerda la sentencia que dictó hace un año el Tribunal Europeo de Derechos Humanos contra el Reino Unido por la ley antiterrorista de 2001, que violó la libertad y seguridad de las personas. En enero se dictó otra sentencia en el mismo sentido.

Por ello, esta Comisión recomienda al Reino Unido que evite la discriminación directa o indirecta "por motivos de raza, color, lengua, religión, nacionalidad u origen nacional o étnico" e insta a abolir toda legislación discriminatoria.

En cuanto al sistema de conservación de huellas genéticas (ADN), la ECRI calcula que el riesgo de inclusión de una persona negra es cuatro veces mayor que el de una blanca. La tasa también es superior en las prisiones.

Los expertos independientes de la ECRI piden al Reino Unido que firme y ratifique el protocolo nº 12 al Convenio Europeo de Derechos Humanos, que prohíbe toda forma de discriminación.

El Reino Unido es uno de los 10 países (Francia, Dinamarca, Suecia y Suiza, entre ellos) de los 47 que componen el Consejo de Europa que no han firmado ese protocolo. En España entró en vigor en 2008.

El informe también expresa la preocupación por la Ley de 2009 sobre fronteras, nacionalidad e inmigración, que incorpora conceptos como "nacionalidad merecida", "nacionalidad probatoria" y "ciudadanía activa".

Para la ECRI, musulmanes, inmigrantes, demandantes de asilo y gitanos "son regularmente descritos de forma negativa" en los medios de comunicación, en especial en la prensa popular, así como en el debate político, donde se utilizan elementos del discurso xenófobo.

En este sentido, esta Comisión del Consejo de Europa califica de "muy preocupante" la elección de dos eurodiputados del Partido Nacional Británico (BNP), de extrema derecha, en las últimas elecciones al Parlamento Europeo.

La ECRI pide al Reino Unido prioridad para garantizar asistencia jurídica en casos de discriminación, abordar las dificultades de los gitanos para acceder a una vivienda digna y remediar la escasa representación de las minorías étnicas en la policía.

Este organismo que combate el racismo y la intolerancia realiza informes de seguimiento por país cada cinco años. Este es el cuarto que publica sobre el Reino Unido, y está basado en análisis documentales, una visita al país y un diálogo confidencial con las autoridades nacionales.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...