La legislación estatal no prohíbe a los alumnos llevar símbolos religiosos. Pero tampoco lo permite específicamente. No hay regulación.

Toda Europa lleva años debatiendo si se debe o no admitir el velo en las escuelas. Y las respuestas no son unánimes. Mientras en Francia una ley articulada en la tradición del Estado laico francés ha llevado a prohibir cualquier símbolo religioso en la escuela pública, Alemania permite el velo y Reino Unido ha dejado el tema en manos de cada colegio.
 
Francia. El 15 de marzo de 2004 entraba en vigor una ley que prohibía el uso de elementos ostentatorios de carácter religioso en las escuelas e institutos públicos del país. En la vuelta a clase de septiembre de 2004 las autoridades académicas denunciaron un total de 639 casos de alumnos que desafiaban el texto legal. De estos, 550 "se solucionaron por el diálogo", según el informe oficial, lo que significa que finalmente los alumnos y sus familias aceptaron las reglas, y 89 alumnos prefirieron dejar la escuela. Sin embargo, un año más tarde sólo se produjo un caso. En septiembre de 2006 fueron cuatro los alumnos que se presentaron en la escuela desafiando la ley, pero no eran musulmanes, se trataba de cuatro sijs que llevaban turbante. Paralelamente, las comunidades musulmanas han empezado a abrir sus propios centros educativos privados. El Liceo Averroes de Lille, ya existía previamente, el año pasado se inauguró otro en Lyón. Se trata de centros concertados que reciben fondos públicos; un sistema similar al español.
 
Reino Unido. Londres decidió el pasado marzo dejar libertad a las escuelas para prohibir o no el velo que cubre la cara. Los símbolos religiosos no están prohibidos por ley y las directrices sobre uniformes escolares dejaron en manos de la dirección de cada centro la posibilidad de restringir su uso. Estas directrices se hacían eco de dos sentencias judiciales del año pasado que justificaban la restricción de las libertades individuales del alumnado a la hora de expresar públicamente su religión para preservar los derechos de terceros. En la práctica, las escuelas sólo prohíben utilizar el velo musulmán cuando éste tapa el rostro de manera que sólo se vean los ojos. El año pasado se generó una gran polémica nacional cuando la que decidió llevar el niqab (un velo completo) fue una profesora. La escuela la suspendió y ganó el caso ante los tribunales.
 
Alemania. Las leyes no prohíben a las alumnas de escuelas públicas el uso del pañuelo islámico. Otra cosa son las profesoras. La discusión comenzó en Alemania en 1998, cuando una aspirante no obtuvo trabajo por no renunciar al pañuelo islámico. La ministra de educación del Estado federado de Baden-Württemberg forzó su exclusión de la enseñanza pública. El tribunal constitucional dio en 2003 la razón a la mujer, aduciendo que no había justificación legal para su exclusión. Siguieron a aquella sentencia varias leyes antipañuelo. Dado que las competencias sobre educación en Alemania corresponden a los Estados federados, el mapa del país es un mosaico de regulaciones diversas.
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...