La Legión vuelve a Alhama de Murcia por Semana Santa

El contingente lo forman 55 soldados, incluyendo una escuadra de gastadores y la banda de música. El Ministerio de Defensa ya no paga los gastos de estos desplazamientos.

La procesión del Viernes de Dolores es una de las que más público atrae de todo el programa de cortejos de la Semana Santa local. Parte de este éxito radica en la presencia en el desfile de un destacamento de la Legión de la Brigada de Infantería Ligera Rey Alfonso XIII, procedentes de la base de Viator, en Almería. Este año, la presencia del contingente -cuyos gastos de desplazamiento y manutención son costeados por la Hermandad de Nuestra Señora de los Dolores y la Soledad- ha estado en el aire debido a la falta de fondos. Sin embargo, finalmente, la Legión volverá a desfilar por Alhama.

El presidente de la Hermandad, Miguel Ángel Redondo, confirmó ayer que la Legión estará presente de nuevo en la procesión del Viernes de Dolores gracias en parte a la iniciativa ‘Apadrina a un legionario’, una campaña entre los cofrades y población en general con el fin de recaudar el dinero necesario para los gastos del contingente. En total y según Redondo, serán 55 los militares que desfilarán en Alhama, estando repartidos entre parte de la Banda de Guerra, un piquete de siete gastadores y media sección de tropa, además de los oficiales.

El coste para las arcas de la Hermandad sigue siendo una incógnita, ya que Redondo no ha querido desvelar el dato, y sí recordar que la presencia de la Legión en las procesiones de Alhama es «un hecho consolidado». Según el presidente de la Hermandad, «el Estado español es un estado laico, por lo que el Ministerio de Defensa no paga los gastos que conlleva el traslado, y es la Hermandad la que los asume». Redondo recordó que algunas de las aportaciones económicas se han realizado «de forma totalmente anónima».

El contingente legionario llegara a media tarde del próximo viernes, realizando una serie de entregas de banderines en diferentes puntos de la localidad, calles que recorren a su tradicional paso de desfile -160 pasos por minuto-, y que reducen notablemente durante su participación en la procesión, que partirá a las diez de la noche del templo de San Lázaro.

Los caballeros legionarios escoltaran a la imagen titular del Paso Negro, Nuestra Señora de Los Dolores, obra del escultor Juan Lorente Sánchez, que posesionará sobre un trono de madera tallada y dorada en pan de oro. Será portada a hombros por 44 hermanos del Paso Negro.


COMENTARIO: Es verdad que desde hace unos años el Ministerio ya no se hace cargo de los gastos de esta presencia militar en procesiones, pero sigue siendo una vulneración de la aconfesionalidad del Estado que una institución pública se identifique con una confesión religiosa, se confunden las funciones del Ejército con las de rendir culto religioso, y además de la vulneración a la libertad de conciencia de los militares que participan en estos actos, pues si bien es verdad que tras sucesivas denuncias del Observatorio, el Ministerio en tiempos de Carme Chacón, hizo voluntarios estos actos (como no podía ser de otra manera, y como el propio Tribunal Constitucional había sentenciado, la presión de los mandos limita dicha libertad.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...