La Legión, en manos del Papa

Benedicto XVI ya tiene el primer informe sobre la investigación a los Legionarios de Cristo y Regnum Christi, iniciada tras darse a conocer las acusaciones de pederastia contra su fundador, Marcial Maciel

El primer informe sobre la investigación en las instituciones y centros de los Legionarios de Cristo y del Regnum Christi se encuentra ya en manos de Benedicto XVI, según han confirmado los visitadores nombrados por la Santa Sede para esclarecer la situación de ambas congregaciones tras darse a conocer las acusaciones de pederastia contra su fundador, Marcial Maciel

Los visitadores nombrados por la Santa Sede para realizar una investigación en las instituciones y centros de los Legionarios de Cristo (LC) y del Regnum Christi (RC) fueron convocados a Roma, a finales del pasado mes de octubre, donde presentaron a Benedicto XVI un primer informe sobre los resultados de su investigación.

Según la información facilitada por sacerdotes legionarios que aún continúan dentro de la congregación religiosa, pero que disienten de la actitud de "secretismo" que están manteniendo los responsables de la LC, la visita apostólica está prácticamente concluida.

No obstante, los visitadores siguen trabajando en algunos centros que quedan pendientes, como en el caso de España, y porque todavía son muchas las personas, sobre todo laicos y consagrados del RC, que han solicitado ser recibidos por los visitadores y darles su testimonio.

Fuentes cercanas a uno de los visitadores han confirmado este encuentro: "Fuimos llamados a Roma con urgencia", dijo uno de ellos, quien precisó que las acusaciones de pederastia contra el fundador de la LC, Marcial Maciel, prácticamente no se han investigado.

El motivo es que la Santa Sede dispone ya, desde hace años, de un importante dossier al respecto, que llevó a la condena de Maciel en el año 2005, y sólo se están recibiendo ahora los testimonios de víctimas o afectados que han solicitado entrevistarse con alguno de los visitadores.

El Papa, según las mismas fuentes, "tiene ya muy clara la situación de la Legión de Cristo y las acusaciones contra el fundador; en lo que estamos profundizando, a petición de la Santa Sede es en el cumplimiento de la supresión del cuarto voto o de caridad -el no hablar mal o denunciar a los superiores- ordenada por Roma".

Asimismo, se está poniendo especial énfasis en investigar "si las Constituciones que aplica la Legión corresponden a las aprobadas en su día por la Santa Sede, en la cuestión financiera y la titularidad de las propiedades y de los centros y, por mandato expreso del Papa, en la posible coacción y control de las conciencias en los miembros consagrados de la Legión", precisaron.

La situación que se vive internamente en los centros legionarios y del Regnum Chisti ha pasado del desconcierto cuando se hizo pública la decisión del Papa de investigar las obras de Maciel, tras reconocer la Legión que el fundador tenía una hija, a la de desconfianza por la falta de información, a la angustia de muchos sacerdotes y consagrados del RC por el futuro, y a los abandonos de sacerdotes y miembros laicos.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...