La lapidación retrocede en el mundo musulmán

Solo Irán y los radicales afganos y somalíes aplican esta sentencia en los últimos años

Protesta contra la lapidación, ayer en Berlín   Autor de la imagen: | TOBÍAS SCHWARZ?/?REUTELa condena a morir por lapidación, sobre todo por adulterio, como en el caso de la iraní Sakineh Mohammadi Ashtiani, es una práctica ancestral en el mundo musulmán que cada día se aplica menos debido a la reprobación de la opinión pública. Aparte de Irán, ninguno de los países donde rige la sharia (ley islámica), como Arabia Saudí, aplicó esta sentencia en los últimos años. Sin embargo, dos grupos radicales musulmanes, los talibanes afganos y los shabab somalíes todavía recurren a ella.

Incluso en Irán donde, según la prensa, seis personas fueron lapidadas en los últimos cinco años, la lapidación por adulterio o fornicación es cada vez menos frecuente. «Actualmente no se aplica mucho en Medio Oriente ni en el mundo musulmán […] ni siquiera en Irán», destaca Malcolm Smart, director del departamento de Oriente Medio y Magreb de Amnistía Internacional.

Tanto en Irán como en otros sitios, se alzan voces contra esta práctica que, según los defensores de derechos humanos, apunta sobre todo a las mujeres. «Algunos aspectos de la lapidación son especialmente odiosos», si se comparan con otras formas de ejecución, recuerda Smart.

En Irán se entierra a los condenados antes de que voluntarios les arrojan piedras hasta causarles la muerte. Al hombre lo entierran hasta la cintura y a la mujer hasta el pecho. Si el condenado consigue salir por sí solo se libra de la muerte.

En otros países, se ata a los condenados a un árbol o se les tira al suelo, a veces con la cara tapada y otras no.

Irán reiteró el martes que la justicia no había tomado ninguna decisión definitiva sobre la lapidación de Sakineh, condenada a muerte en un caso de adulterio y asesinato.

La lapidación como castigo legal figura en la ley islámica tradicional. El sitio de Internet Islamonline da la siguiente explicación: «Hay muchos episodios en la sunna [preceptos de Mahoma] (…) en los que el profeta lapidó a muerte a un hombre y a una mujer infieles (…) Esto demuestra por lo tanto que el castigo (…) no es discutible».

La lapidación es legal en Irán, Arabia Saudí, Pakistán, Sudán, Yemen, los Emiratos Árabes Unidos y en doce estados de mayoría musulmana del norte de Nigeria, pero en los últimos años casi no se aplicó. En el régimen ultraconservador de Arabia Saudí, hace al menos diez años que no ha habido ninguna.

Archivos de imagen relacionados

  • Protesta contra la lapidación
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...