La laicidad multiconfesional del PSOE. Un viejo cuento de los cachorros de monseñor Tarancón

Desde León XIII, desde Rerum Novarum el “Socialismo” esta sitiado y asaltado por el cristianismo llamado social o también movimiento social amarillo en Europa a principio del siglo XX cuando se dedicaba a quebrantar las huelgas rojinegras; socialismo infiltrado, minado, invadido por un agresivo movimiento social cristiano dirigido y financiado desde el Vaticano que ha recuperado toda la dialéctica socialista para hacerla suya con fines de aplicación de caridad cristiana  es decir evangélica evacuando la lucha de clase para reemplazarla por la colaboración de clase como si los intereses de un trabajador pudiesen coincidir con los de un banquero. Las consecuencias fueron desvirtuar, anular, vaciar los conceptos y valores originales del socialismo el significado más profundo de su ideología original, de lo que era el movimiento socialista, para convertirlo en un ni siquiera pálido movimiento socialdemócrata y hacer de él más bien un pésimo movimiento socialcristiano neoliberal, mundialista, como el laboralismo inglés, o australiano o el llamado socialismo español, que son unas pesadillas donde todo cabe, donde cualquiera se dice socialista sin tener la menor idea de que puede ser el socialismo.

Cuando la gran impostura española llamada “transición” el cardenal Tarrancón, el clérigo más inteligente que ha tenido la iglesia de este país desde hace muchos siglos, decía a las manadas de militantes católicos apostólicos romanos que venían por miles a pedirle su bendición para formar un partido político cristiano como en otros países de Europa, que teniendo en cuenta la complicidad criminal de la Iglesia española con el franquismo complicidad que se les podía echar en cara, no era conveniente formar tal partido.

Tenía la lucidez de aconsejar a los defensores del “Partido de la Iglesia”, porque en realidad no son otra cosa, de afiliarse según la sensibilidad de cada uno, a los partidos políticos disponibles en el mercado de los chanchullos políticos de entonces. Es así que de la noche a la mañana decenas de miles de militantes de derecha, de la falange, conservadores, católicos progres se descubrieron una vocación, una vena, socialista fortalecida además con la compra, adquisición o un regalo de cumpleaños de un carnet de afiliado y dos días después estaban dando lecciones de democracia a quien quería escuchar y hasta volvían como alcalde pero esta vez tras ser elegidos en lugar de ser designados a dedo. Hoy por hoy son ellos que gobiernan o sus hijitos que salen siempre de los mismos colegios e institutos de curas y los mismos círculos de poder en la mayoría de los casos.

¿Cual eran las consigna de Monseñor Tarrancón a sus cachorros?

1- No formar un partido político cristiano;

2- Infiltrar todos los partidos políticos;

3- Gobierne el partido político que gobierne estar siempre ahí en el poder o cerca de él para velar a que no se perjudique los intereses y privilegios de la Iglesia y si es posible mejorarlos; y es lo que ha sucedido.

Nada más que con los dos gobiernos de Rodríguez Zapatero, que se dice agnóstico, los ingresos de la Iglesias han pasado de 4 mil millones de €uros a 12 mil millones de €uros. El Ministro Jauregui militante católico notorio, cuando era Eurodiputado no quiso acompañar una delegación de Europa Laica en una visita a las instituciones en Bruselas porque no le dio la gana. Esos son los socialistas laicos del PSOE.

En el poco tiempo que estuve en el PSOE en la provincia de Madrid, propuse en el comité regional la creación de un “Día de la Laicidad”, ya que existen celebraciones de tantos días para todo tipo de celebraciones cada día. Se me echaron todos encima en especial el secretario general adjunto de Simancas. Descubrí más tarde que era miembro de la masonería “Cristianos por el PSOE”. Os entrego un extracto de la carta que le envié después del Comité Regional

Por otra parte, no quisiera polemizar, pero creo necesario aclarar algunos conceptos referentes a las

explicaciones dadas por José Antonio Díaz Martínez Vicesecretario General de la FSM en respuesta a mi propuesta.

Cuando argumenta: << no veo realmente la necesidad de celebrar un día especial de la laicidad con un día simbólico, puesto que los 365 días del año pueden ser todos laicos si uno quiere que lo sean >> me parece más bien una argucia, que un argumento.

1-  Según el calendario gregoriano, o ortodoxo, o musulmán , o chino, o judío, o budista, o revolucionario, o maya, o azteca, o inca, cada día del año puede ser laico, pero también puede ser lo que a uno le de la gana que sea, según sus convicciones o creencias.

2-  Dentro de la civilización judeocristiana, que es la civilización que nos toca, guste o no guste, la simbólica tiene culturalmente un papel determinante desde siempre, dentro, precisamente, de la historia de las religiones. Los iconoclastas llegaron hasta provocar concilios para saber si se debía adorar o no, objetos de cultos y representaciones divinas de piedra, de pinturas, de cartón, madera o del material que les diese la gana.

3-  Es por eso que, ante una propuesta de conquista cívica, proponiendo un día simbólico de encuentro y de debate sobre la laicidad, me sorprende la respuesta de no querer entender el planteamiento que se está haciendo.

Se trata, después de todo de organizar una actuación política a nivel de principios y de doctrina, se trata de sensibilizar, y movilizar un número importante de simpatizantes, y votantes, para que se asocien y se identifiquen con la defensa de valores éticos y morales que tenemos la obligación de defender en tanto que socialistas.

4-  Si efectivamente los 365 días del año pueden ser laicos para el que quiera que lo sean, para los cristianos, estos mismos 365 días son también días cristianos, pero eso no les impide de bombardearnos a todo lo largo del mismo año con días especiales de fiestas votivas señaladas. Se llaman “festivos” del punto de vista legal, pero son tan especiales, religiosamente hablando, que justifican hasta un descanso laboral que nadie pone en cuestión, pero no dejan de ser días simbólicos.

5-  De la misma forma y llevando el razonamiento a su extremo tendríamos que anular el Día de la Fiesta Nacional, el Día de la Constitución y sobre todo el Primero de Mayo por ser todos, días simbólicos, y puesto que hemos supuestamente alcanzado la jornada de ocho horas ya no necesitamos salir más a la calle para manifestarnos y reivindicar.

6-  Alcanzado la lógica absoluta del planteamiento, rechacemos también las modas que desde unas décadas nos imponen días simbólicos de celebración muy especiales (desde la O.N.U hasta la U.E. pasando por los comerciantes) que van desde el día de la madre, del padre, del abuelo, de los minusválidos, del cáncer, de la tuberculosis, de los ciegos, del corazón, de las secretarias, de las mujeres, de los gays, de las lesbianas, de los cojos, del Sida, del partido comunista… y decretemos que son innecesarios, que no se justifican puesto que podemos convertir, cada día del año, si nos da la gana, en la intimidad de nuestra mente en el día simbólico de: la laicidad, de Año Nuevo, de la Epifanía, del Viernes Santo, de Pascua , de Pentecostés, de la Asunción, de Todos los Santos, de los Muertos, de Navidad, de la Constitución, de la Fiesta Nacional, de los Trabajadores, de la madre, del padre, del abuelo, de los minusválidos, del cáncer, de la tuberculosis, de los ciegos, del corazón, de las secretarias, de las mujeres, de los gays, de las lesbianas, de los cojos, del Sida, del partido comunista….

7-  En cuanto a los argumentos evocados en privado al finalizar el Comité Regional tengo que contestar que efectivamente el PSOE no es un partido confesional y precisamente por este motivo, siendo un partido de progreso “aconfesional”, de tolerancia y democrático, tiene la obligación de defender a toda costa y por todos los medios a su alcance la laicidad. Digo bien aconfesional y no multiconfesional. El PSOE no puede permitirse favorecer en su seno con privilegios especiales corrientes religiosas específicas que se han infiltrado en el PSOE para hacer prevalecer sobre los demás, sus valores religiosos que no tienen nada que ver con los fundamentos, la filosofía, la historia, y la trayectoria de un partido político de progreso y laico llamado Partido Socialista Obrero Español.

Se trata de la corriente denominada Cristianos para el Socialismo que se proyectan en la pagina WEB del PSOE donde no tienen porque manifestarse. Las convicciones religiosas son convicciones íntimas de consciencia como son las filosóficas.

Cada uno debe tener el pudor de respetar su próximo manifestando sus opiniones religiosas, de la puerta de su casa para dentro o en los templos de su elección y dejar de manifestarse dentro del partido que no está hecho para eso, de forma permanente y públicamente afirmando que antes de ser socialistas son cristianos.

¿Son compañeros que se han adherido para llevar a cabo con todos los demás afiliados un proyecto político laico y solidario, o son militantes de otras organizaciones infiltrados para hacer prevalecer conceptos y valores distintos de los valores socialistas?

¿No hablaba Rafael Simancas en el Comité Regional del 26/4/03, de la diferencia fundamental y antagonista existente entre el concepto de caridad cristiana de la política de la derecha y el planteamiento político del PSOE basado sobre los principios de solidaridad? Que yo sepa, y hasta la fecha desde Pio IX hasta Juan Pablo II, todas las encíclicas hacen prevalecer la caridad sobre la solidaridad y los derechos fundamentales, condenando de paso el socialismo.

¿De qué Iglesia se inspiran entonces nuestros cristianos para el socialismo? ¿De la que esta machacando desde la Revolución francesa que todo lo que sea reivindicación social y defensa de los explotados, debe solucionarse por medio de la caridad cristiana patronal, o han elaborado una nueva doctrina cristiana herética que rechaza las enseñanzas del ultra montanismo, y no lo sabemos?

El resultado de toda esta actitud pasiva por parte del partido ante la obvia infiltración clerical, y el no hacer respetar una estricta observancia de una laicidad militante, se concreta precisamente por la presente nota que, está recibiendo la adhesión de muchos compañeros que respaldan la idea de ocupar la calle por lo menos una vez al año, con una manifestación que podría ser EL DÍA DE LA LAICIDAD.

¿Para cuándo la pagina Web de: musulmanes para el Socialismo, protestantes para el socialismo, judíos para el socialismo, budistas para el socialismo, ortodoxos para el socialismo, hinduistas para el socialismo, taoístas para el socialismo, sincretistas para el socialismo, puesto que objetivamente si la permisividad religiosa persiste se debe dejar de ayudar exclusivamente a los cristianos y convertirnos en un partido Multiconfesional.

Por mi parte siempre creí que EL PSOE ERA UN PARTIDO POLÍTICO LAICO Y ACONFESIONAL y por eso, no he tenido dudas a la hora de pedir la afiliación

Lo mínimo que se pueda pedir es que nadie se adueñe religiosamente de la imagen del PSOE, porque además de no respetar los principios de laicidad y de no ser la corriente histórica del partido, podría fácilmente alejar simpatizantes que podrían identificarse con la propuesta política pero no con la pasividad religiosa del PSOE de hoy.

En la vida hay que saber lo que se quiere.

Apure YVORRA MÉNDEZ. Secretario General de la Agrupación de Torrejón de Velasco

—————————————-

En otra ocasión, en una asamblea, una diputada porta voz en el congreso, se ofusco porque utilice la palabra “anticlerical” hasta que me di cuenta que confundía “anticlerical” con “antirreligioso” y no conocía el significado de la palabra. ¡Qué nivel!

Siendo todavía Tomás Gómez Alcalde de Parla cuando la última visita del Papa polaco a Madrid todo Parla, digo bien todas las calles de Parla, todas las farolas del alumbrado eléctrico público de todas la calles y avenidas así como todas las plazas estaban enarboladas de banderas del Vaticano, blancas y amarillas, con pancartas de tela cruzando las calles y avenidas invitando los parleños ir a saludar y vitorear el Papa en la plaza de Colon de Madrid informando de la puesta a disposición de autobuses. El colmo es cuando se sabe que el primer acto de este Papa fascista fue de beatificar en la Plaza de Colon unos sacerdotes españoles mártires de la conocida sanguinaria crueldad republicana cuyo gobierno estaba participado por el PSOE al cual pertenece Tomás Gómez.

De hecho la confusión voluntaria que estos topos de la iglesia llevan a cabo en el PSOE, es muy sencilla.

Primero se han organizado en el seno del partido, de forma institucional, en una especie de hermandad o masonería llamada “Cristianos por el PSOE” con pagina Web como si fuera necesario definirse dentro de un partido político supuestamente laico (de origen marxista ja, ja, ja) según creencias religiosas.

A la tribuna de un Comité Regional de Madrid pedí la creación de una página Web “Ateos por el PSOE” pero nadie reacciono.

Mañana vendrá probablemente el turno de los musulmanes, de los evangelistas, de los judíos y los budistas y así los cristianos podrán justificar su permanencia argumentando que existen otras religiones conviviendo al lado de ellos y ellos todos son el partido. Los ateos por supuesto no existen puesto que no tienen iglesia que los representen. Ahí está el hilo conductor de su razonamiento de su concepto de la laicidad multiconfesional aplicada al Estado.

¿Qué tal Camarada Pablo Iglesias? Para dar media vuelta en la tumba vale más girar hacia la izquierda es más cómodo.

Los cristianos del PSOE o militantes del “Partido de la Iglesia” se encuentren donde se encuentren, militan siempre para defender ante todo en el seno del partido y en el gobierno cuando el partido está en el poder, los valores morales, criterios y la ideología de su corriente dentro de la Iglesia ya que la Iglesia tiene muchas corrientes que utiliza siempre la que más le conviene en función del momento y de las circunstancias.

A la par del aspecto ideológico el no menos importante de los intereses que defender es el material y los privilegios. Lo que pretenden estos “laicos” es “café para todos”. Su cálculo es muy simple. Si no quiero que no me quiten mi pastel o simplemente si no quiero compartirlo con otras religiones, entonces en nombre de la laicidad hago creer que la laicidad consiste en que el Estado debe dar un pastel a cada religión reconocida por él y las demás religiones “decentes” proporcionalmente a la importancia de cada una y chupamos todas del bote común.

Decidimos que cada ciudadano marque la casilla del IRPF de su religión preferida y nosotros que somos mayoría aplastante por tradición e idiosincrasia nos quedamos con casi todo el pastel, y como los españoles son más bien tontos y se comportan como borregos y son todavía incultos, no se han enterrado que la separación de la Iglesia y del Estado el art 16 de la Constitución significa que ninguna religión debe cobrar un céntimo del Estado bajo ningún concepto y la LAICIDAD significa que el ESTADO debe ser ACONFESIONAL y no MULTICONFESIONAL

El peligro absoluto con este asunto de Estado Multiconfesional concepto PSOE esta fortalecido por el maldito tratado de Lisboa de 2007 adoptado en referendo en 2005 por Zapatero con 63% de abstención votado sin que los españoles recibieran el texto a su domicilio ni que se les explicara lo que votaban exactamente, ni se enteraran de las consecuencia, cuyo referendo fue aprobado en comité federal del PSOE sin consultar los comités regionales ni la militancia. No hubo debates y sin casi información televisiva es decir todo lo contrario de lo que paso en Francia  y los Países Bajos que votaron “no” en el 2005 cuando se presento como proyecto de Constitución Europea.

En su aspecto que afecta a la religión se puede observar en el tratado la situación siguiente.

Los estados están renunciando a sus obligaciones de cuidar, educar, formar, atender sus administrados, ceden sus funciones a empresas, subcontratas prestatarias de servicios, pertenecientes a grupos financieros, a multinacionales y a las ONGs. La caridad cristiana se está convirtiendo en el eje de la actuación social de los gobernantes dejando entre manos de las ONGs, por un puñado de euros, y con personal voluntario benévolo, el atender malamente los problemas de los excluidos, los pobres, los necesitados y marginados.

Que sepamos, la obligación de un Estado o de un Gobierno, es atender los intereses y necesidades de sus habitantes que conforman el conjunto del país, crear empleo aún que sea con empresas públicas, dar atención sanitaria, educacional, social… y no privilegiar una minoría de detenedores del capital para su mayor provecho.

El mismo discurso se debe aplicar a la UE y dejémonos de mentiras y engaños rechazando el proyecto de Constitución europea. Con la institucionalización del liberalismo, de la injusticia social, y de la marginación, puede que todo acabe en un drama.

Por otra parte el artículo 51 del proyecto de constitución no solo mantiene los privilegios de las Iglesias en cada Estado, sino que los define como miembros asociados oficiales permanentes de la Unión Europea. Eso es la condenación de la separación de las Iglesias y del Estado.

Cuando el artículo 51 dice: “La Unión europea respectará” las diferentes formas de relación entre las Iglesias y el Estado, eso quiere decir que “las amparará”, integrándolas en el derecho comunitario (superior à los derechos nacionales.) Si un pueblo desea abrogar un concordato, un impuesto de Iglesia, estatutos clericales, tendrá que obtener previamente el acuerdo de otros países.Peor aún, la elaboración de un futuro derecho europeo de las religiones, que hoy no es solamente una hipótesis, puede dar un golpe fatal á las instituciones auténticamente laicas.Las discrepancias actuales entre los gobiernos no son sobre el “principio de subsidiaridad”, ni sobre sus ataques contra la laicidad; son la manifestación en el ámbito europeo, de la guerra entre las potencias económicas para el control de los mercados, para la sumisión de los pueblos. En ese combate, encuentran, como siempre, el apoyo de las fuerzas reaccionarias representadas por las Iglesias, y de los que están dispuestos a asolar el mundo para mantener sus privilegios obscurantistas.

Aparentemente en el PSOE no somos afiliados con derecho a la información. ¿Seremos peleles irresponsables sin derecho a debatir sobre asuntos tan importantes como la Constitución Europea? La Ejecutiva piensa y decide por nosotros. Se nos pide de hacer bulto cuando se celebra un mitin para vitorear al candidato de turno, se nos insinúa que cultivemos el culto de la personalidad, pero sobre todo que no hagamos olas ni preguntas y que no pretendamos debatir el contenido de las decisiones que se toman en nuestro nombre.

Si a una Constitución Europea

No al actual proyecto de Constitución para Europa

Votar NO en el referéndum

Votar NO el 20 de febrero 2005

Votar NO si quiere una Europa Laica

Votar NO si quiere para mañana una Europa con Bienestar Social

Apure Yvorra Méndez: Afiliado al PSOE nº xxxxxxx Torrejón de Velasco a 9 de enero 2005

Así fueron las cosas me largué del PSOE pero así continúan.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...