La laicidad debe incluir el tema de la salud femenina

El dictamen que reforma el artículo 40 de la Constitución Política Mexicana, para incluir la palabra “laico” en la Carta Magna, que se encuentra en discusión para su aprobación en el Senado de la República, estará incompleto si no se establece y deja claro en otros artículos como el 4 y el 24 que la laicidad abarca la salud de las mujeres, afirmó la doctora Patricia Galeana.

 Durante la presentación del XXX Congreso Trienal de la International Federation of University Woman (IFUW), que se realizará en agosto próximo en la ciudad de México, la Consejera de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), precisó que si lo que se pretende con este dictamen es garantizar el Estado laico, se deben reformar varios artículos constitucionales, toda vez que cada quien interpreta como quiere la palabra “laico”.

 La misma iglesia considera que hay que promover el llamado “laicismo positivo”, que es el que suscita la religiosidad, y acabar con el “laicismo negativo” que es el adoptado por México desde el siglo XIX. “por eso es que a la iglesia no le ha incomodado que se use esta palabra en las modificaciones a la Constitución”.

 La iglesia católica señala que el laicismo positivo promueve que las religiones sean en adelante consideradas como una ventaja y que sea necesario buscar un diálogo con ellas.

 El concepto de “Estado Laico”, surgió históricamente de la separación iglesia-Estado en Francia a finales del siglo XIX. Los laicistas consideran que su postura garantiza la libertad de conciencia, además de la no imposición de las normas y valores morales particulares de ninguna religión.

 La también presidenta fundadora de la Federación Mexicana de Universitarias (Femu), precisó que desde este órgano se han acercado a legisladoras y legisladores para advertirles que esta reforma constitucional estará incompleta en materia de género, si no abarca la salud sexual y reproductiva.

 “Algunos de los cambios que proponemos es modificar el Artículo 4 constitucional para sentar especificaciones referentes al ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos”.

 Así como el Artículo 24 constitucional que habla sobre la libertad de culto esto con el fin de la no intervención de cualquier iglesia en las políticas públicas del país, precisó Patricia Galeana.

 Advirtió que de no realizarse estas reformas, los derechos de las mexicanas quedarán en las mismas condiciones de opresión, a las que se seguirán sometiendo “mientras se siga tomando la agenda de la iglesia, que indica que desde la concepción se da la vida”.

 El 11 de febrero de este año con 363 votos a favor, la Cámara de Diputados aprobó el dictamen que reforma el artículo 40 de la Constitución Mexicana, para incluir la palabra “laico” en la Carta Magna, con el fin de fortalecer la no intervención de cualquier iglesia en las políticas públicas del país.

 Ahora corresponde al Senado de la República avalar el dictamen para sus efectos constitucionales.

 POLÍTICOS HACEN SUYA AGENDA DEL VATICANO

 La Secretaría Técnica de la Comisión para los festejos del Bicentenario y Centenario de México de la Cámara de Senadores, enfatizó que lo ocurrido en 17 estados del país que criminalizan a quienes deciden sobre su cuerpo, da cuenta de que los estados hacen suya la agenda de El Vaticano, violentando con ello la laicidad del Estado.

 “El resultado es una discusión que esta  fracturando y confrontando al país”, subrayó la catedrática de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

 Desde 2008 en 17 estados del país, se han realizado modificaciones a las constituciones locales para proteger la vida desde la concepción- fecundación, y criminalizar a las mujeres que deciden interrumpir un embarazo.

 Los grandes actores de este retroceso han sido los legisladores del Partido Acción Nacional (PAN) y el Partido Revolucionario Institucional (PRI), en alianza coyuntural con integrantes de otros partidos, como el Partido Verde Ecologista de México (PVEM).

 Morelos fue el primer estado de la República que modificó su Constitución, mediante una iniciativa del PAN en noviembre de 2008, publicada al mes siguiente, para prohibir y criminalizar el aborto bajo cualquier causal.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...