La justicia italiana determina que la asignatura de religión no compute en la nota final escolar

Los obispos consideran la resolución judicial un ataque a una materia «que sostiene decisiones religiosas individuales pero también una parte importante de la cultura italiana»

La asignatura de religión no puede contar para la nota media de los estudiantes italianos que acceden a la universidad. Así lo determina una sentencia del Tribunal Administrativo de Roma, que considera que las ventajas de los estudiantes católicos a la hora de obtener más puntos gracias a la religión "atentan contra el principio de pluralismo por el que se rige una sociedad democrática" y suponen "una forma de discriminación, dado que el Estado italiano no garantiza la igualdad de oportunidades a los estudiantes de confesión no católica".

La ministra italiana de Educación, Maria Stella Gelmini, anunciaba pocas horas después de que se hiciera pública la sentencia que presentará un recurso ante el Consejo de Estado porque, según ha explicado en un comunicado, "los italianos son libres de elegir o no si cursan la asignatura de religión (…), que es parte de nuestro patrimonio histórico, de nuevos valores y tradiciones. Y, por lo tanto, merece todo el reconocimiento y respeto posibles. Es injusto discriminar a la religión católica".

La reacción de Gelmini se producía pocas horas después de que la Conferencia Episcopal italiana expresara su repulsa a la sentencia, a través del presidente de la Comisión Episcopal para la Educación Católica, la Escuela y la Universidad, el obispo Diego Coletti. Éste ha explicado en Radio Vaticana que se trata de un ataque a una materia "que sostiene decisiones religiosas individuales pero también una parte importante de la cultura italiana".

L'Osservatore romano, órgano oficial de comunicación de la Santa Sede, ha ido más lejos, rechazando lo que considera "una discriminación de los seis millones de estudiantes de la asignatura de religión y de los profesores de religión, que ahora serán considerados docentes de segunda clase". Para el diario de la Conferencia Episcopal italiana, L'Avvenire, es un intento de "marginar la enseñanza católica".

Entre las reacciones positivas, Antonio di Pietro, líder de Italia de los Valores, se ha felicitado porque "en un Estado laico todos los ciudadanos, católicos y no católicos, tienen que tener los mismos derechos".

La sentencia del Tribunal Administrativo de Roma, con fecha del 18 de julio pero que hasta este miércoles no ha salido a la luz, responde a las reclamaciones presentadas por estudiantes, asociaciones laicas y representantes de confesiones no católicas desde que en 2007 entraran en vigor varias ordenanzas ministeriales por las que se adjudicaban una serie de créditos escolares extra a los alumnos de religión. Puntos especialmente valiosos de cara al examen de "maturitá", en el que se fija la nota con la que los estudiantes pueden elegir carrera y universidad.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...