La Justicia de Kenia autoriza a las escuelas a prohibir el velo en las aulas

El Tribunal Supremo de Kenia revocó hoy una sentencia que permitía a las estudiantes musulmanas ir con «hiyab» (el velo islámico que cubre la cabeza pero no la cara) a las escuelas y dictaminó que sean los centros escolares los que regulen si se debe prohibir o no.

El Supremo dio la razón a una apelación de la Iglesia Metodista de Kenia donde explicaba que en sus escuelas se establecen códigos de vestimenta, que no incluye el citado velo.

Sin embargo, en 2014, la Gobernación de un condado de Kenia pidió que todas las alumnas musulmanas pudiesen añadir un «hiyab» y pantalones al uniforme, lo que causó tensiones con algunos padres y la expulsión de tres niñas musulmanas, según se explica en la deliberación del tribunal.

La Justicia ordinaria decidió entonces dictaminar que las niñas fueran readmitidas y se las dejase ir al colegio con «hiyab».

Sin embargo, ahora el Supremo da la razón a la Iglesia Metodista y establece que debe ser cada escuela la que pueda establecer las normas de vestuario y uniforme de sus alumnos, dando vía libre a que los establecimientos cristianos puedan prohibir la vestimenta islámica.

La ONG local Haki Africa, que tiene su sede en la ciudad de Mombasa, de mayoría islámica, se mostró «impresionada y decepcionada» con la decisión de la justicia.

«Aunque la decisión no prohíbe de forma automática los hiyabs, da a las escuelas, particularmente a las privadas, la discreción de decidir si permitirlos o no», manifestaron en un comunicado.

«Permitir que los derechos sean violados es inconstitucional», consideraron, y llamaron a un debate público sobre el tema.

En torno al 11 % de la población de Kenia es musulmana, según la la última estadística oficial del Gobierno (de 2013), de los cuales la mayoría viven en la costa del país.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...