La Junta suspende la segunda puerta de la Catedral hasta el final del recurso

La Junta de Andalucía no permitirá que se otorgue la licencia de obras de la segunda puerta de la Mezquita-Catedral hasta el momento en que quede vía libre en el camino de los recursos. La Consejería de Cultura ha atendido el requerimiento de los hermanos De La-Hoz (Rafael y Matilde) para que la celosía que colocó u ordenó colocar su padre, uno de los fundadores del movimiento moderno de arquitectura en España, no se retire hasta tanto se culmine la tramitación y exista una resolución en firme.

Según los plazos establecidos en la legislación, la Junta de Andalucía tiene tres meses desde el momento en que se presentó el recurso administrativo para dar su opinión definitiva sobre la segunda puerta de la Mezquita-Catedral, un proyecto del Cabildo Catedralicio que se realiza para favorecer la circulación interior de cofradías en el supuesto de que la carrera oficial se traslade definitivamente al primer templo de la diócesis. La documentación consultada explica que la Junta tiene la opción de no responder. En ese caso, el silencio administrativo tendría carácter desestimatorio.

Prevenciones

La Consejería de Cultura ha dado por buena la suspensión del acto —la retirada de la actual celosía y la colocación de una que permita abrirse— más de un mes después de que la familia De La-Hoz registrase su recurso a la primera decisión de la Junta, que ya autorizó, con cautelas, la colocación de la segunda puerta en el muro norte de la Mezquita-Catedral. Entre otras prevenciones, la Consejería de Cultura ha obligado al Cabildo a realizar un estudio y seguimiento arqueológico completo de la intervención que obligará a «rascar» en el subsuelo más preciado de Córdoba. No son tantas las oportunidades que tienen los investigadores de levantar las losas de un monumento tan emblemático y mirar qué hay debajo.

La familia de Rafael de La-Hoz Arderius (1924-2000), autor del chalet Canals o de la Cámara de Comercio, se ha venido oponiendo sistemáticamente a la creación de la segunda puerta asimilando un elemento muy reciente, las celosías de los años 70, a la imagen consolidada del primer templo de la ciudad de Córdoba. La Junta de Andalucía rechazó en primera instancia esas alegaciones asegurando que De La-Hoz no llegó a firmar el proyecto para colocar estos elementos, que pretendían que entrara luz natural de la calle.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...