La Junta quiere actos culturales en las iglesias que arregla con fondos públicos

Propone al Arzobispado que San Juan de los Reyes acoja conciertos Los presupuestos autonómicos mejoran los templos granadinos

La Junta de Andalucía lleva años, concretamente desde 1999, invirtiendo dinero público en la rehabilitación de las iglesias de Granada que se encuentran en peores condiciones. En su gran mayoría son templos históricos mermados por el inexorable paso del tiempo, que poco a poco ha ido conduciéndolos hacia el deterioro. Esta inyección de fondos públicos ha permitido mejorar el patrimonio eclesiástico, pero también busca una rentabilidad social de la que pueda beneficiarse el conjunto de la población. Así, el delegado de Cultura de la Junta, Pedro Benzal, propone que en alguno o algunos templos que han sido rehabilitados puedan desarrollarse actos culturales públicos acordes con las características de estos edificios.

Benzal se refirió en particular a la iglesia de San Juan de los Reyes, que ya ha culminado su largo pero interesante proceso de rehabilitación. Estos trabajos han recibido el elogio unánime a la vista de sus resultados, y concretamente han recibido el premio Europa Nostra, prestigioso reconocimiento de la Unión Europea a la labor a la protección y mejora del patrimonio cultural. La consejera de Cultura, Rosa Torres, recogió recientemente este galardón en la ciudad de Estocolmo acompañada de Antonio Martín Muñoz, que es el arquitecto responsable de este plan rehabilitador.

Pues bien, Pedro Benzal cree que esa iglesia, actualmente cerrada aunque piensa reanudar su actividad religiosa y como sede de una cofradía, puede ser una excelente sede para albergar conciertos del programa 'Poesía y música en los monumentos', ciclos de actuaciones que han tenido lugar en lugares como el Museo Arqueológico, el Corral del Carbón o el Palacio de Dar-al-Horra, así como en puntos de la provincia.

«Es un lugar perfecto para este tipo de actividades, ya que encaja muy bien para nuestro programa de música en los monumentos. Estaríamos encantados de que el Arzobispado diera el visto bueno a nuestra propuesta», manifestó Benzal.

Otros lugares

Y es que el delegado provincial de la Consejería de Cultura piensa dirigirse en breve a la diócesis de Granada para intentar obtener su visto bueno a esta idea. Su deseo es el de que la iglesia de San Juan de los Reyes acoja los citados actos culturales, pero no descarta que esta misma fórmula pueda aplicarse también otros templos, sin perjudicar el uso religioso que estos tengan.

La intención, en síntesis, es la de rentabilizar socialmente la fuerte inversión económica que la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía destina a la rehabilitación de las iglesias de Granada, que al fin y al cabo son privadas.

Colaboración

Y es que, desde la firma de un convenio marco en 1999 con las diócesis de Guadix y de Granada, la Consejería de Cultura ha contribuido económicamente a la recuperación de más de una docena de edificios religiosos que amenazaban ruina.

En virtud de estos convenios, la Junta y cada una de las diócesis afectadas pagan a medias la rehabilitación de los templos que se encuentran en peor estado. Son las diócesis, según el delegado de Cultura, las que establecen sus prioridades y las que señalan los edificios en los que se debe actuar con más urgencia. «Es lógico: cada diócesis conoce bien el estado de su propio patrimonio y fija sus preferencias. Nosotros, por nuestra parte, pagamos el 50% de las intervenciones», resumió Benzal.

La actuación más destacada dentro de estos convenios, tanto por su entidad como por su resultado, fue la rehabilitación del Palacio Arzobispal y la Curia de Granada, que han sido objeto de una profunda e interesante rehabilitación tras el devastador incendio de años atrás.

Según Pedro Benzal, cuando tomó posesión del cargo, el arzobispado mostró sus quejas por la lenta ejecución de los convenios, que no marchaban al ritmo esperado. «Vimos que tenían razón y que había que agilizar más los trabajos. Nos comprometimos a ello y hemos dado un empujón, de forma que la Iglesia debe estar satisfecha por cómo van las cosas», sentenció.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...