La Junta pide un «bozal» para el obispo por sus críticas a la política de género

El Ayuntamiento se desmarca de la avalancha de críticas recibidas por el prelado por sus palabras

El artículo semanal del obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, en el que ataca la "ideología de género", la compara con el personaje bíblico de Herodes y afirma que destruye la familia recibieron ayer una enorme cantidad de respuestas tanto por medio de declaraciones como por intervenciones en las redes sociales como la efectuada por las Juventudes Socialistas de Córdoba que lanzaron ayer en Twitter la etiqueta #yotambiensoyherodes.

El portavoz del Gobierno andaluz, Miguel Ángel Vázquez, pidió ayer un "bozal" para el obispo por su "ataque frontal" contra la ideología de género, después de que éste asegurara este jueves en su carta semanal que dicha ideología "destroza a la familia" y sitúa al hombre "por encima de Dios". En la última entrada de su blog personal, Vázquez aseguró que el obispo de Córdoba es un representante genuino del "fanatismo religioso" y se siente "muy a gusto pisando charcos que incomodan a la inmensa mayoría".

La Confederación Española de Asociaciones de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (Colegas) criticó que el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, niegue "la existencia de la transexualidad" y compare a "los defensores de la diversidad familiar con Herodes", en relación a su carta semanal hecha pública este jueves.

El presidente de Colegas en Andalucía, Rafael Moral, trasladó a las formaciones políticas, sociales y culturales de la ciudad y provincia de Córdoba su "amplio rechazo" por el "nuevo ataque" a las políticas de Igualdad, por parte del obispo, "denominado por muchos Reig Plá Andaluz -en referencia al prelado de Alcalá- y que en esta ocasión llega a afirmar en su carta a los fieles católicos la no existencia de la transexualidad".

Al respecto, Colegas lamenta que el obispo cordobés "prosiga en su escalada de acoso a lesbianas, gays, bisexuales y transexuales, así como que pretenda unirse a quienes, como el obispo de Alcalá de Henares, Reig Plá, pretenden devolver la plena vigencia de las leyes de vagos y maleantes y condenar a lesbianas, gays, bisexuales y transexuales al ostracismo social, la autocompasión y el rechazo de su identidad natural".

El Instituto Andaluz de la Mujer se mostró "especialmente preocupado" por que ciertos sectores de poder político y religioso "empiecen a cuestionar derechos ya reconocidos y debates ampliamente superados, con un dogmatismo basado en principios religiosos radicales y obsoletos" . Por su parte, la Asociación de Transexuales de Andalucía lamentó que "bajo la justificación de una creencia muy particular, como es la de la Iglesia católica, se atente contra las personas".

Frente a esta avalancha de críticas, la concejal de Familia y Servicios Sociales del Ayuntamiento de Córdoba, María Jesús Botella (PP), dijo que respeta "mucho" las declaraciones y opiniones del obispo cordobés, Demetrio Fernández. A preguntas de los periodistas, la responsable popular dijo que puede "coincidir o no", aunque subrayó la importancia de "la institución familiar" y destaca que "por primera vez existe una Delegación de Familia y Servicios Sociales" en el Ayuntamiento de la capital. "Por supuesto", dijo, también existe una Delegación de Igualdad, pues, a su juicio, "no debe de ser en absoluto una cosa incompatible con la otra" y consideró que "se debe avanzar en la igualdad y la protección de la familia de manera armoniosa".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...