La Junta Islámica reclama el voto en las generales para «partidos progresistas»

Sin que el Gobierno o el PSOE hayan emitido respuesta o lo consideren una injerencia, el presidente de la Junta Islámica, Mansur Escudero, reclamó a los ciudadanos que voten «a partidos progresistas, porque defienden mejor un Estado auténticamente laico».

Esta asociación está a la espera de culminar un análisis, tras el cual emitirá una nota orientando el sentido del voto de los musulmanes, algo más de un millón en nuestro país.

En conversación con ABC, Escudero no quiso entrar a valorar la nota emitida por la Conferencia Episcopal, aduciendo que «todos, incluidos los obispos católicos, tienen derecho a manifestar su opinión». Sin embargo, criticó que la jerarquía eclesiástica «intente que las leyes se adecúen a su forma de ver la vida».
Legislar para todos
«Vivimos en una sociedad multicultural, aconfesional y laica, en la que el Gobierno tiene la obligación de legislar para todos, y no imponer una ética confesional», añadió Mansur Escudero. Por ello, recalcó que «los obispos no tienen derecho a imponer sus principios morales a los electores».
En cuanto a la postura que defenderá la Junta Islámica de cara a las elecciones generales y andaluzas, Escudero anunció la publicación, en breve, de «un documento que analizará las políticas que han seguido tanto el Gobierno como la oposición en materia de libertad religiosa», ofreciendo una serie de propuestas al respecto. «Dejaremos libertad de voto a los musulmanes», añadió, apuntando que, en su opinión, los gobiernos musulmanes «son respetuosos con todas las religiones y mantienen un trato igualitario con todas».
No obstante, y preguntado acerca de los dos grandes partidos que concurren a las legislativas, el presidente de la Junta Islámica recordó que, «analizando la postura del PSOE y del PP, sí puede verse cómo los socialistas han avanzado, aunque tímidamente, en las legislaciones en defensa de la igualdad entre las confesiones religiosas», algo que «el PP no hizo en sus ocho años de Gobierno».
«Un Gobierno del PP supondría un retroceso de la libertad religiosa», añadió Escudero, quien acusó a los dirigentes populares de «estar influidos por las opiniones de la Iglesia católica», hasta el punto de que «cualquier reconocimiento de las minorías religiosas» ha sido observado desde el principal partido de la oposición «como un ataque directo contra la Iglesia católica».
«Los partidos progresistas son más neutrales en este sentido», añadió. «No intentan, como parece que quiere hacer el PP, inspirado totalmente por la Iglesia católica, imponer unas normas éticas y de conducta propias de los católicos, y todo ello en una sociedad en la que conviven muy diversas confesiones a las que el Estado debe atender por igual, sin favorecer a unas frente a otras».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...