La Junta intervendrá la iglesia de San Esteban para restituir su estado original

La Cofradía del Santo Entierro organizará conciertos y exposiciones en el templo, que podría convertirse en una sala permanente de muestras

La Junta intervendrá la iglesia de San Esteban para devolverle parte de la impronta original de su construcción que data del siglo XII, aunque el templo ha alterado su estética de manera secular a través de reiteradas reformas. Representantes del programa cultural «Zamora Románica» -financiado por la Administración regional-, del Obispado y de la Real Cofradía del Santo Entierro visitaron en la mañana de ayer el edificio para conocer de forma somera el estado actual del templo y comenzar a perfilar las actuaciones que se llevarán a cabo.

Es pertinente señalar que la reforma de San Esteban no estaba incluida en la previsión del presente año 2011, que sí incluye los templos de Santa María de la Horta, San Antolín, Santa Lucía, San Cipriano, Santa María la Nueva y San Vicente. «Hemos entablado negociaciones con la Junta a través de su delegado territorial, Alberto Castro, con el fin de acelerar una reforma que ya estaba incluida en el plan "Zamora Románica"», explicó tras la visita Luis Boizas, presidente del Santo Entierro.

A partir de ahora, será el propio programa de la Junta el que determine las actuaciones y las dé a conocer de manera oficial. Tras el primer contacto, se baraja una intervención tanto en el exterior como en el interior del edificio. En el primer caso, los trabajos tratarían de eliminar las humedades que actualmente afectan al bien, uno de los problemas más habituales en las iglesias románicas. En las conversaciones mantenidas

De la conversación mantenida con Fernando Pérez, jefe de la oficina técnica de «Zamora Románica» y con José Ángel Rivera de las Heras, delegado diocesano de Patrimonio, Luis Boizas destaca la idea de «rebajar el suelo de la iglesia, que actualmente está ochenta centímetros por debajo del nivel de la calle y sanear todo el perímetro», precisamente con el objetivo de frenar las filtraciones.

Aunque poco se conserva del aspecto original del interior, algunas actuaciones podrían estar encaminadas a la supresión de elementos tardíos, la recuperación de las yeserías y de la antigua vidriera de San Esteban, actualmente tapada por dentro. En definitiva, la actuación borraría la adecuación que experimentó años atrás San Esteban para acoger la obra de Baltasar Lobo, trasladada al Castillo hace dos años.

Del futuro del templo, lo más interesante es la implicación de la cofradía, que tiene apalabrada la cesión en precario del edificio para emplearla como sede canónica. El Santo Entierro tiene previsto celebrar conciertos y exposiciones, así como incrementar los actos litúrgicos las dos semanas previas a la Pasión. Además, la asociación no cierra las puertas a que San Esteban se convierta en una sala de muestras permanente y abierta durante el año con algunos elementos patrimoniales de la cofradía. «Nos encantaría», expresa Luis Boizas.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...