La Junta insta a la Iglesia a que cumpla la Ley de Patrimonio

La Junta lleva invertido 93,8 millones desde 1997 en la conservación y mantenimiento del patrimonio de la Iglesia

"Queremos formar parte de la solución de los problemas", ha repetido en varias ocasiones este viernes el consejero de Cultura, Luciano Alonso. Las declaraciones son con motivo de la mesa de diálogo que esta mañana se ha abierto entre la Junta y la Iglesia Católica para tratar de llegar a un acuerdo con el cumplimiento de la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía de 2007. La problemática surgió en septiembre: el Gobierno andaluz decidió plantarse ante la Iglesia debido a las quejas de ciudadanos que se acercaban a conocer monumentos y obras de artes y se encuentran que tienen que pagar por la visita o no pueden acceder. 

La Junta lleva invertido 93,8 millones desde 1997 en la conservación y mantenimiento del patrimonio de la Iglesia y, la Ley de Patrimonio establece que son los propietarios de los bienes culturas los que tienen que garantizar su conservación, pero la Iglesia siempre ha contado con un trato distinto y cobra a los ciudadanos que quieren visitar los templos restaurados con dinero público.

Este viernes, Alonso ha mantenido la primera reunión con el arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, para volver a recuperar el diálogo que hacía años que estaba perdido. En dicha mesa, el consejero le ha expuesto al representante de la Iglesia las condiciones que deben tratar para que la ley se cumpla: los inmuebles BIC (Bien de Interés Cultural) titularidad de la Iglesia están obligados por ley a abrir durante cuatro días al mes para el disfrute de los ciudadanos y, los no BIC pero mantenidos con fondos públicos como la iglesia de San Sebastián de Antequera, la Junta pide "reciprocidad, que un par de días al mes puedan visitarlo los andaluces", afirma el consejero.

En torno al 20 de enero, después de que la Iglesia evalúe que templos incumplen la ley, Alonso le ha pedido a Asenjo que se vuelva a reunir la comisión mixta. "Es necesario que cuanto antes los andaluces no tengan que contribuir nada económicamente", resalta Alonso, que ha explicado que el arzobispo ha aceptado el espacio de diálogo y que por el momento la Junta no se plantea acciones legales porque "la legalidad no es discutible".

Luciano Alonso, consejero de Cultura, junto al arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo.

Archivos de imagen relacionados

  • Cultura y obispo Sevilla
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...